Cómo estacionarse en paralelo correctamente, según el DMV

Necesitas práctica, paciencia y estos consejos del DMV para dominar la técnica
Cómo estacionarse en paralelo correctamente, según el DMV
El temor por chocar un auto al estacionarse está desapareciendo con los nuevos sistemas de estacionamiento automático
Foto: Pexels

¿Tienes problemas al estacionarte? Es un reto para muchos conductores, sea con o sin experiencia. El estacionarse en paralelo es una de las habilidades detrás del volante más difíciles de dominar. Puede ser el talón de Aquiles de muchos conductores que incluso fallan su prueba de manejo debido a la complejidad de esta técnica.

“Pocas tareas de manejo son tan intimidantes como el estacionamiento paralelo. Muchos automovilistas nuevos han fallado una prueba de manejo perfecta en este aspecto técnico. ¿Cuántos de nosotros evitamos estacionar en calles concurridas porque simplemente no somos buenos en el estacionamiento paralelo?”, se pregunta el Departamento de Motores y Vehículos (DMV) en su sitio web.

Afortunadamente, la técnica puede ser dominada con práctica y siguiendo los pasos adecuados: aquí te compartimos la metodología aconsejada por el DMV para no rayar o sufrir por estrés a la hora de estacionarse en paralelo.

DMV: Sigue estos pasos para lograr un estacionamiento paralelo perfecto

  1. Busca un espacio donde te sientas con confianza o en el que sepas que tu automóvil pueda caber. Puedes manejar alrededor de la cuadra hasta que encuentres el espacio ideal. Recuerda que tu lugar de estacionamiento debe ser unos pies más grandes que tu auto.
  2. Utiliza tus espejos de retrovisor y el de los lados para acercarte al espacio, siempre asegurándote que no haya otro automóvil cerca de tu parte trasera. Utiliza las discrecionales para indicar el espacio que quieres utilizar y reduce tu velocidad. Si otro automovilista se encuentra en tu parte trasera, simplemente mantén tu posición y sigue señalando. Es posible que incluso tengas que bajar la ventana y sacar la mano para indicar al otro conductor.
  3. Alinea tu vehículo con el vehículo estacionado directamente en frente de tu lugar deseado. No te acerques demasiado al costado, ya que podrías raspar el otro automóvil cuando gires el auto. Pero tampoco te posiciones muy lejos, bastarán con dos o tres pies. Coloca tu vehículo paralelo al automóvil estacionado.
  4. Comprueba tu entorno y usa todos tus espejos, siempre cuidando los puntos ciegos para automóviles, ciclistas y peatones antes de comenzar a revertir su automóvil.
  5. Pon tu vehículo en reversa. Observa por encima de su otro hombro al espacio para evaluar la brecha.
  6. Suelta el freno lentamente y comience a retroceder en el giro.
  7. Gira el volante cuando veas la defensa trasera del automóvil. Cuando tu eje trasero esté alineado con el parachoques del automóvil delantero, gira el volante hacia la derecha (asumiendo que está estacionado en el lado derecho de la carretera).
  8. Marcha atrás hasta que tu auto esté a una distancia de 45 grados. Luego, gira el volante en la dirección opuesta. Imagina que tu auto está creando una “S” mientras maniobras en el espacio.
  9. Sigue retrocediendo hasta que tu auto esté en el lugar ideal. Asegúrate de echar un vistazo rápido al frente de tu automóvil para asegurarte de no golpear el vehículo.
  10. Una vez que esté en el lugar, puede girar la rueda de dirección para que sus llantas queden paralelas a la curva.

Te puede interesar: