Fiscal de California recupera más de $148 millones de Wells Fargo

La empresa financiera fue denunciada por malas prácticas contra sus clientes
Fiscal de California recupera más de $148 millones de Wells Fargo
Foto: Shutterstock

El fiscal general de California, Xavier Becerra, se unió hoy viernes a un acuerdo con Wells Fargo para devolver a los afectados 575 millones de dólares a nivel nacional, recuperando 148.7 millones de dólares para California, tras la conducta indebida sistemática del banco que explotó a sus propios clientes.

Wells Fargo reconoció que abrió millones de cuentas de depósitos, tarjetas de crédito y realizó transferencias de fondos sin autorización del cliente del 2002 hasta 2017.

“Los clientes de Wells Fargo confiaron a su banco su sustento, sus sueños y sus ahorros para el futuro”, dijo el fiscal Becerra en un comunicado.

“En lugar de proteger a sus clientes, Wells Fargo los explotó y los registró para obtener productos, desde cuentas bancarias hasta seguros, que nunca quisieron. Este es un increíble abuso de confianza que amenaza no solo a los clientes que dependen de Wells Fargo, sino también a la confianza en nuestro sistema bancario”

Becerra dijo que el resultado de la investigación de Wells Fargo fue “ilegal y vergonzosa”.

El fiscal general Becerra se une a otros 49 estados y a Washington, DC, en el acuerdo. El acuerdo resuelve las investigaciones en varios estados de la conducta indebida reiterada de Wells Fargo que abarca más de una década en relación con sus prácticas de venta, las tarifas de bloqueo de la tasa hipotecaria y los productos adicionales sobre préstamos para automóviles.

Durante este tiempo, Wells Fargo abrió cuentas no autorizadas e inscribió a clientes en productos bancarios para cumplir con objetivos de ventas agresivos, como resultado de una presión de administración extrema, la amenaza de pérdida de empleos para los empleados de sucursales y una cultura de empresa abusiva.

Wells Fargo reconoce varios casos de mal comportamiento. El banco abrió más de 3.5 millones de cuentas no autorizadas e inscribió a 528,000 clientes en el pago de facturas en línea basado en prácticas de ventas inapropiadas. Wells Fargo también inscribió a algunos clientes en pólizas de inquilinos y seguros de vida que el consumidor nunca autorizó.

De 2005 a 2016, Wells Fargo agregó un seguro de protección de garantía o retrasó la cancelación de dicho seguro en millones de préstamos para automóviles.

Los clientes han obtenido una compensación a través de la remediación y la supervisión de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor y la Oficina del Contralor de la Moneda, las demandas colectivas y los esfuerzos del banco para hacer reembolsos a los clientes.

A través de este acuerdo, Wells Fargo también creará un programa de revisión de reparación del consumidor en el que los consumidores que no se han recuperado completamente a través de otros programas de restitución puedan solicitar la revisión de su queja por parte de un equipo de escalada bancaria para un posible alivio.

El acuerdo se documentará a través de la entrada de una sentencia estipulada, que sigue sujeta a la aprobación del tribunal.