“Propuesta inadecuada” , dice sindicato de maestros de Los Ángeles que sigue en pie de huelga

La unión de profesores y el Distrito Escolar se reunirán el miércoles en otro intento por evitar el paro laboral
“Propuesta inadecuada” , dice sindicato de maestros de Los Ángeles que sigue en pie de huelga
El sindicato de maestros y el Distrito Escolar sigue enfrascado en una lucha contractual que podría llevarlos a la huelga. (@Aurelia Ventura)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Otra ronda de negociación ayer entre el Sindicato de Maestros de Los Ángeles (UTLA) y el Distrito Escolar (LAUSD) no dio frutos y la huelga de profesores que empezaría el jueves 10 de enero sigue en pie.

“El LAUSD puso una propuesta en la mesa que es inadecuada”, dijo Alex Caputo-Pearl, presidente de UTLA ayer por la tarde al final de la reunión de varias horas.

Indicó que el problema sigue siendo el aumento salarial de 3% en el ciclo escolar 2017-18 y 2018-19 (para un total de 6%) que sigue proponiendo el Distrito; el sindicato pide una alza de 6.5%.

Así también, dijo que la propuesta del LAUSD pretende hacer recortes al cuidado médico de futuros empleados, algo que ellos no aceptan.

Y también propone aumentar el tamaño de clases a 39 estudiantes por salón en las escuelas primarias y 46 en las escuelas secundarias.

“La verdad nos sorprendió que el Distrito llegó hoy con tan poco para ofrecer”, dijo Caputo-Pearl.

Desde hace meses, el sindicato que representa a más de 30,000 educadores, consejeros y enfermeras de escuelas públicas viene amenazando con una huelga, la primera en los últimos 30 años.

 

El sindicato de maestro ya fabricó los carteles que portarán sus agremiados en caso de un paro laboral en Los Ángeles. (@UTLANow)
El sindicato de maestro ya fabricó los carteles que portarán sus agremiados en caso de un paro laboral en Los Ángeles. (@UTLANow)

 

Hoy martes, el sindicato irá a la corte para pelear por el derecho a iniciar la huelga, ya que el LAUSD alega que no les dio notificación a tiempo apropiado. Es posible que si hay un paro de labores, éste inicie el próximo lunes 14 de enero y no el jueves 10, fecha que dio el mismo UTLA.

Caputo-Pearl dijo que las partes se reunirán de nuevo el miércoles en un último intento por impedir la huelga.

Por meses, el sindicato de maestros ha venido acusando al Distrito Escolar de retener casi 2,000 millones de dólares en reservas en vez de pagar lo que ellos consideran justo a los profesores.

Este sindicato mantiene un año y medio de negociaciones con el Distrito Escolar, encabezado por el superintendente Austin Beutner, a quien la unión ha acusado de mentir sobre los fondos escolares.

El Distrito ha dicho que no puede usar el dinero para estos propósitos y que cumplir con las exigencias del sindicato pondría más presión sobre un creciente déficit presupuestal.

La semana pasada, el LAUSD demandó al sindicato en la corte federal en representación de los más de 60,000 estudiantes de educación especial que reciben apoyo en el Distrito, muchos de los cuales tienen graves discapacidades y condiciones de salud graves, argumentan.

Sin embargo, una juez desechó la querella.

Ante esta situación, el LAUSD ya comenzó la contratación de unos 400 maestros substitutos que llenarían las vacantes de los profesores mientras dure el paro laboral.

El LAUSD está compuesto de 1,147 escuelas en las que, según datos de 2018 del Departamento de Educación de California, hay 621,414 estudiantes inscritos. Una mayoría de esa población son los estudiantes latinos, que representan el 74.1%.

En caso de huelga

El presidente del UTLA añadió que el sindicato ha tomado una serie de medidas de preparación para la huelga y pidió a los padres que consideren la posibilidad de mantener a los estudiantes en casa o unirse a las protestas en caso de un paro laboral.

“Nuestros miembros, en su gran mayoría, nos apoyan y dan energía con la postura que estamos tomando después de años de dar golpes al estómago y la mandíbula”, dijo Caputo-Pearl.

Según los miembros del sindicato, en el caso de una huelga, los maestros deben presentarse en las escuelas alrededor de las 7:00 a.m. para hacer manifestaciones y luego de nuevo por la tarde al acabar las clases