‘Chistesito’ podría salirles caro a dos vándalos de oso de UCLA

Dos hombres enfrentan severos cargos por lanzar pintura sobre estatua de UCLA
‘Chistesito’ podría salirles caro a dos vándalos de oso de UCLA
La estatua de la mascota de UCLA sufrió daños por $15,000 dólares a causa del vandalism. (@CBSLosAngeles)
Foto: CBSLosAngeles / CBSLosAngeles

La rivalidad entre las dos escuelas de educación superior más grandes en la región, la Universidad del Sur de California (USC) y la Universidad de California Los Ángeles (UCLA) es notoria y data desde hace décadas.

Es común que estudiantes de dichos planteles lancen fuertes críticias – y uno que otro improperio- contra el equipo de football del otro, especialmente cuando se van a enfrentar en el partido anual.

También es usual que se hagan retos y se cometan trucos unos contra otros.

Y dos hombres ahora enfrentan cargos que podrían ponerlos tras las rejas por uno de estos incidentes.

Louie Raider Torres, de 20 años y residente de Studio City, y Willie Saul Johnson de 19 años y residente de Van Nuys, enfrentan un cargo de delito grave por vandalismo que causó daños arriba de 400 dólares.

¿Qué vandalizaron?

La estatua del oso que es la mascota de la escuela UCLA.

Torres y Johnson son acusados de haber lanzado pintura de color rojo y amarillo (los colores de USC) y escribir las letras SC en color rojo sobre la efigie cuya limpieza costó 15,000 dólares, informó la oficina del fiscal de Distrito del condado de Los Ángeles.

El hecho tuvo lugar el 13 de noviembre, durante la llamada “semana de rivalidad” previa al partido de football entre ambas escuelas.

Durante ese período, la escuela coloca paredes de madera alrededor de la estatua y la policía de UCLA encontró que una de las barreras fue removida por la madrugada.

De ser encontrados culpables, ambos enfrentan una sentencia máxima de tres años en la cárcel.

Lo peor del caso es que ninguno de los dos ni siquiera es estudiante de ninguna de estas universidades.

Al parecer esta no es la primera vez que algo como esto ocurre. Según el Daily Bruin, el periódico de UCLA, indica que esas barreras empezaron a colocarse en 2010 después de que la estatua fue vandalizada el año previo, dejando un daño de más de 20,000 dólares