La ciudad de Chicago confiscó y vendió 50,000 autos multados, ¿por qué?

El corto camino para perder un auto en Chicago comienza con una infracción de estacionamiento
La ciudad de Chicago confiscó y vendió 50,000 autos multados, ¿por qué?
Los grupos más vulnerables a este sistema son los hispanos y los afroamericanos
Foto: Getty Images

Un reporte reciente de WBEZ News, una estación de radio local afiliada a NPR, revela que la ciudad de Chicago ha confiscado y vendido casi 50,000 vehículos de sus residentes desde el 2011, generando ganacias millonarias para la metrópolis, y todo a causa de infracciones de tránsito que los automovilistas de esta ciudad no pueden terminar de pagar.

Según la investigación de la publicación, la cual analizó miles de recibos de compañías de remolque (towing) y facturas, la ciudad constantemente multa a sus residentes y toma sus autos a un nivel alarmante, afectando primordialmente a los ciudadanos de más bajos recursos.

En la mayoría de los casos, los conductores comienzan con una multa de tránsito que no pueden liquidar en cuestiones de solo días, y después los cargos se acumulan hasta que los dueños de autos deben miles de dólares a la ciudad.

Tan solo en el 2017, la ciudad de Chicago instaló abrazaderas de ruedas, o arañas, en 67,000 automóviles por infracciones de estacionamiento o retrasos en la renovación de emblemas (stickers) de la ciudad, los cuales son parte del sistema de impuestos en carretera de la metrópolis y tienen un valor de $87 al año.

Debido a que muchos de los dueños de estos autos no pudieron pagar los $100 requeridos en un periodo de 24 horas para remover el dispositivo instalado en sus neumáticos, la ciudad remolcó cerca de ⅓ de estos autos para luego venderlos a entidades privadas. WBEZ encontró que 8,000 de los más de 67,000 autos remolcados fueron vendidos en el 2017.

En otras palabras, 8,000 dueños de autos perdieron sus vehículos a causa de infracciones de tránsito en el 2017.

Cabe mencionar que los autos se vendieron a precios muy bajos, “una fracción de su valor actual”, dice el reporte.

Aunque los dueños de autos pueden recuperar sus vehículos del corralón al pagar $150, más recargos y multas pueden ser agregados si los conductores se retazan. 

Según Newsweek, los hispanos y afroamericanos son los residentes que más sufren de este sistema citadino de multas y la mayoría de autos confiscados proviene de códigos postales provenientes de los barrios de Sur y el Oeste.