Los pasajeros de un avión vuelan con el cadáver de un hombre debido a fallos de la aerolínea

Ninguno de los pasajeros de este vuelo olvidará la experiencia vivida

Los pasajeros de un vuelo de la compañía Air New Zealand, que se dirigía rumbo a Auckland (Nueva Zelanda), han vivido una auténtica situación surrealista, luego de tener que pasar dos horas compartiendo vuelo con el cuerpo de un hombre fallecido.

La víctima era un hombre de más de 60 años que sufría diabetes y carecía de insulina. Una vez aterrizaron, las escaleras que habilitó la aerolínea dificultaron el acceso a los médicos. Trasladar el cadáver se convirtió en poco menos que una odisea.

El hombre era diabético y falleció a causa de la falta de insulina que no había llevado consigo. Por esta razón los pilotos realizaron un aterrizaje de emergencia en la ciudad de Cairns, en Australia.

Sin embargo, a pesar de haber tomado tierra, el cuerpo del fallecido no pudo ser inmediatamente retirado del avión debido a la falta de personal en el aeropuerto australiano, informa ‘Cairns Post’. Por este motivo, el resto de pasajeros tuvo que esperar dos horas, junto al cadáver, hasta que llegó el equipo médico.

Una vez allí, los sanitarios trataron de reanimar a la víctima con un desfibrilador y colocándole una máscara de oxígeno, pero finalmente confirmaron su muerte.