Tesla dejará de vender estos modelos de autos, los más baratos

Adiós a las baterías de 75-kWh, las cuales eran las más baratas
Tesla dejará de vender estos modelos de autos, los más baratos
Tienes hasta el 13 de enero para ordenar las últimas versiones
Foto: shutterstock

Si pensabas en comprar un auto Tesla este 2019, tus opciones de compra están a punto de reducirse y volverse más caras.

Elon Musk, el todavía CEO de Tesla, anunció el pasado miércoles que la compañía descontinuará las versiones de autos con baterías de 75 kilowatts por hora (kWh), los más económicos de todos los Teslas y los cuales estan disponibles en los modelos S y el X.

“A partir del lunes, Tesla ya no recibirá pedidos para la versión de 75 kWh del Modelo S y X. Si desea esa versión, ordene antes del domingo por la noche”, escribió el magnate en su cuenta de Twitter.

Aquellos que quieran ordenar uno de los modelos más económicos de Tesla tienen hasta el 13 de enero para hacerlo.

Tesla ya ha hecho varios cambios en las baterias de estos dos modelos, sin embargo, este cambio deja al Model S y X con solo la opción de bateria disponible: la de 100 kWh. Después de este cambio no quedan otros vehículos Tesla con batterías de 75 kWh, causando un incremento en los precios de autos eléctricos de esta marca. 

Según reporta Digital Trends, el precio del Models S incrementará de $77,200 a $95,200; mientras que el Model X incrementará de $83,200 a $98,200.

El cambio debería ayudar a separar los precios de estos modelos con los del Model 3, el cual es el auto más económico de Tesla y está disponible a un precio inicial de $46,200, aunque su valor puede aumentar hasta $71,200 dependiendo de sus opciones.

Cabe mencionar que los autos Tesla ya no califican para el crédito fiscal de $7,500 que el gobierno aportaba a los compradores de autos eléctricos, debido a que la empresa ya sobrepasó su monto de autos fabricados límite para recibir los incentivos fiscales.

Actualmente, los fabricadores de EVs en Estados Unidos (casi todas las compañías de autos de renombre) reciben un subsidio de $2,500 a $7,500 en forma de crédito fiscal para sus compradores de autos eléctricos, dependiendo del “tamaño del vehículo y de la capacidad de su batería”, explica la pagina de la Oficina de Eficiencia de Energía y Energía Renovable de EEUU.

Sin embargo, sólo los primeros 200,000 EVs vendidos por fabricador califican para dicho incentivo, implementado originalmente por la administración de Barack Obama para aumentar el consumo de los autos que emiten cero emisiones de carbono.

Te puede interesar: