Fallece ex guardia de holocausto nazi deportado de Nueva York a Alemania

Fue despojado de su ciudadanía estadounidense en 2003, pero Alemania no lo juzgó por "falta de pruebas"
Fallece ex guardia de holocausto nazi deportado de Nueva York a Alemania
El campo de concentración donde colaboró Palij
Foto: ice.gov

Jakiw Palij, un ex-guardia nazi de un campo de concentración de la 2da Guerra Mundial deportado en agosto de Queens (NYC) a Alemania, falleció a los 95 años el miércoles en un asilo de ancianos en Ahlen, informó Deutsche Welle.

Allí había sido recluido después de que Alemania accediese a un pedido de EEUU de recibirlo en su territorio tras un largo proceso legal. El mandatario Donald Trump presionó personalmente para que fuese deportado.

Palij nació en agosto de 1923 en un territorio polaco que hoy pertenece a Ucrania. Aunque fiscales alemanes habían dicho anteriormente que no tenían pruebas suficientes para acusar a Palij como sospechoso de crímenes de guerra, fue sacado de su apartamento en Queens en una camilla y enviado a Alemania.

Había ingresado a EEUU en 1949 bajo la Ley de Personas Desplazadas, destinada a ayudar a los refugiados de Europa. Obtuvo la nacionalidad en 1957 tras ocultar su pasado y mentir a las autoridades migratorias estadounidenses, diciendo que durante la Segunda Guerra Mundial trabajó en una granja y una fábrica.

“Nunca hubiera recibido mi visa si dijera la verdad. Todos mintieron”, confesó a los investigadores del Departamento de Justicia en 1993.

Ese año fue confrontado por primera vez después de que se descubriera su nombre en una antigua lista nazi y un ex compañero de guardia revelara que estaba “viviendo en algún lugar de Estados Unidos”. Finalmente fue despojado de su ciudadanía estadounidense en 2003. Su deportación fue ordenada al año siguiente, pero como Palij no era ciudadano alemán y otros países, incluida Alemania, no lo querían, continuó viviendo en Queens.

Las causas judiciales contra Palij en Alemania fueron archivadas en 2016 por falta de pruebas que demostrasen que fue cómplice en los asesinatos perpetrados por los nazis.

El juzgado determinó que Palij sirvió en marzo de 1944 en una unidad que perpetró numerosas atrocidades contra civiles polacos, entre otros. Pero no está probado el hecho de que estuviese presente en Trawniki durante la masacre de 6 mil judíos en noviembre de 1943, aunque EEUU así lo asegura. “Sabemos que estaba allí en ese momento”, afirmó el martes en Berlín el embajador de EEUU, Richard Grenell.

El Ministerio del Interior optó por recibir en territorio germano a Palij para “proteger intereses políticos de Alemania”, considerando peticiones  de representantes de comunidades judías, asociaciones de víctimas, el gobierno de EEUU, senadores y diputados.