Majida Issa deja a ‘La Diabla’ de ‘Sin senos sí hay paraíso’ para convertirse en ‘La Guzmán’

La serie sobre la vida de la artista mexicana tocará temas fuertes

Majida Issa deja a ‘La Diabla’ de ‘Sin senos sí hay paraíso’ para convertirse en ‘La Guzmán’
Majida Issa da vida a "La Diabla" en "Sin senos sí hay paraíso"
Foto: Telemundo

El pensar que podía quedar sin piernas y estar casi al borde de la muerte fue una de las escenas que más le impactó a la actriz Majida Issa, quien protagoniza la serie “La Guzmán“, bioserie de la cantante Alejandra Guzmán.

Haciendo la escena (la cual refleja el momento en el que la rockera casi pierde la vida por complicaciones de operaciones estéticas en 2014) realmente vi la dimensión de lo que estaba sucediendo. Cuando la hice, recuerdo que yo trataba de bajarme de la camilla y me caía y la imposibilidad de caminar y verme reducida a la mínima expresión me llegó muchísimo. No pude contener la emoción”, afirmó Issa en entrevista.

Poster de “La Guzmán” / Foto: Imagen TV

Ese, así como el nacimiento de la hija de la cantante, la relación con sus padres luego de su divorcio, la interacción con Silvia Pinal, su camino para llegar al éxito, su lucha contra el cáncer de seno y la muerte de su hermana Viridiana son algunos de los temas que abordar· el proyecto que estrenará el 21 de enero en México por Imagen Televisión.

Issa, quien ha participado en series como “Sin Senos Sí Hay Paraíso” y Lady, La Vendedora de Rosas, aclaró que la figura del cantante Enrique Guzmán, padre de Alejandra, no se aborda como tal, debido a que no quiso que su vida privada se tocara, por lo que tuvieron que hacer algunos ajustes a la trama.

El proyecto tendrá 60 capítulos y cada uno representa un momento duro para la artista, desde 1988 hasta la actualidad, según comentó la actriz.

Majida Issa da vida a Alejandra Guzmán en la bioserie titulada “La Guzmán” / Foto: Reforma

Desde joven, ella ha sido fan de la intérprete, al grado de personificarla para algunos shows.

En el momento en el que le notificaron que se había quedado con el papel principal, luego del casting, Issa casi se desmayó, dijo.

Esta era la oportunidad de su vida: personificar a su artista favorito y regresar a México, luego de casi una década.

“(Alejandra) Me parece una mujer tan auténtica, que yo dije: ‘Si yo logro entender su esencia, el público se sentirá identificado, va a sentir que está viendo a una persona que reacciona como ella lo haría’. Ese es el secreto para acercarme a la gente. Como Alejandra no hay dos, lo que quisimos es hacerle un homenaje respetuoso que trata de realmente ver la esencia de la mujer que hay ahí“, expresó.

La actriz colombiana analizó documentos, videos y conciertos en vivo para encarnar con credibilidad a Alejandra Guzmán.

Al instante de aceptar este proyecto, Issa fue a Los Ángeles, compró entradas para el Versus Tour, en febrero del año pasado y se coló hasta el camerino.

Su charla no fue más allá. La observación fue el secreto.