California es más segura con ley que pone fin a los conductores ebrios

California es más segura con ley que pone fin a los conductores ebrios
Emilio Flores/La Opinion
Foto: Emilio Flores/La Opinion / La Opinion

Las decisiones humanas a menudo son imperfectas. A pesar del conocimiento sobre los peligros de manejar en estado de ebriedad, (DUI), desafortunadamente la realidad es que la gente lo sigue haciendo. Cada año en California, más de 1,000 personas mueren y más de 20,000 son lesionadas a causa de conductores ebrios.

Queda claro que no podemos confiar en las decisiones humanas para mantener seguras nuestras carreteras.

Históricamente, las leyes que deben servir para regular a los conductores ebrios han sido deficientes porque les permiten tomar decisiones peligrosas. Específicamente, son extremadamente comunes los conductores ebrios que manejan con una licencia suspendida. Esto conlleva potencialmente consecuencias mortales.

Mothers Against Drunk Driving, (Madres Contra los Conductores Ebrios, o MADD por sus siglas en inglés) informa que entre 50% y 70% de los conductores ebrios convictos siguen conduciendo a pesar de tener la licencia suspendida. Según AAA, 8,400 personas mueren cada año en accidentes fatales causados por conductores cuyas licencias estaban suspendidas.

Detrás de estos números vertiginosos hay vidas y familias que han sido destruidas por infractores reincidentes. El 29 de julio del 2001, Mary y Tom Klotzbach de California perdieron a su hijo, Matt, a manos de un conductor ebrio que manejaba con una licencia que había sido suspendida múltiples veces. Matt, un guardiamarina de la Academia Naval de Estados Unidos, estaba recién comprometido y acababa de enterarse que su sueño de ser piloto se iba a convertir en realidad. Estaba pasando unas vacaciones en casa de sus padres cuando su vida se vio truncada.

Miles de familias en California han sufrido tragedias semejantes. Pero no tiene que ser así.

Existe la tecnología para proteger nuestras carreteras contra infractores reincidentes. Tecnología que habría evitado la muerte de Matt esa noche. Los dispositivos que bloquean la ignición o el arranque impiden que se encienda un vehículo hasta que el conductor pueda soplar en el dispositivo y demostrar que está sobrio.

Es por esta razón que me alienta tanto que la medida SB1046 del Senado de California, del Senador Jerry Hill, ahora se convertirá en ley estatal.

La nueva ley hará de la instalación de un dispositivo bloqueador de la ignición la única manera en que un infractor de DUI puede mantener sus plenos privilegios de conducir. Como Presidente de la Coalition of Ignition Interlock Manufacturers (Fabricantes de Dispositivos Bloqueadores de Ignición), sé que esta nueva ley efectivamente salvará vidas y hará más seguras nuestras carreteras.

Los bloqueadores de ignición son un verdadero ejemplo de la intersección entre la tecnología y la política pública. Según un estudio sobre el programa piloto de dispositivos en California, estos dispositivos son 74% más efectivos en disminuir la reincidencia de DUI que la simple suspensión de la licencia. Mi compañía, LifeSafer, hizo disponible el primer dispositivo bloqueador de ignición en California, hace más de 25 años, y nos enorgullece haber impedido a más de 12,000 conductores ebrios emprender camino en las carreteras de California en solo un año.

La nueva ley en California sobre los dispositivos bloqueadores de ignición reconoce que la suspensión de licencias no funciona para mantener a los conductores ebrios fuera de las carreteras. Infractores de DUI deben seguir asistiendo al trabajo, salir a hacer las compras y cuidar a sus familias. Una de las características especiales de la nueva ley de California es el incentivo temprano de conducir para infractores de DUI.

Los individuos que son arrestados por DUI ahora pueden instalar un dispositivo después de su arresto para restaurar sus plenos privilegios de conducir. Aquellas personas arrestadas por DUI ya no tienen que pasar por una suspensión de su licencia que no les permita conducir legalmente. Puesto que el dispositivo les impide manejar estando ebrios, esto representa una victoria no solo para su bienestar y seguridad, sino también para la seguridad y el bienestar de todos los que compartimos con ellos las carreteras.

Los dispositivos bloqueadores de arranque son una solución comprobada para disminuir el número de conductores ebrios, y compañías como LifeSafer están orgullosas de poner de nuestra parte para prevenir accidentes de tráfico relacionados con el alcohol.

En California hay más conductores que en cualquier otro estado, y conducir en estado de ebriedad sigue siendo una epidemia que todos debemos esforzarnos por detener. Lamentablemente, durante el fin de semana de Año Nuevo 2019, en California fueron arrestados 1,140 conductores ebrios y hubo 50 muertes que lamentar.

Esta es una tragedia que no podemos ignorar. No puede ser la norma. Estos conductores serán sometidos a las reglas de la nueva ley y sabemos que debido a los dispositivos bloqueadores ya no serán capaces de conducir en estado de ebriedad.