Muere el perro que veló la tumba de su dueño por 10 años

Los perros son los animales más leales para con sus dueños

Capitán es el nombre de un perro que durante más de una década “lloró” la pérdida de su dueño, por eso veló su tumba durante todo ese tiempo.

Ahora, el animal y el amo descansan en el mismo cementerio,  en la provincia de Córdoba, puesto que el perro falleció tras ese eterno duelo. Se quiere que los restos de ambos reposen juntos, según informaron este martes medios locales.

Capitán era un perro mestizo, con algo de ovejero alemán que, con unos 16 años, apareció muerto en el baño del cementerio, luego de sufrir problemas de salud y haber perdido parte de visión.

El animal llegó a la casa de Miguel Guzmán cuando el hombre se lo regaló a su hijo Damián en 2005. Sin embargo, en marzo del año siguiente Miguel falleció y el perro desapareció de la casa familiar, aunque regresó al poco tiempo. Según relató en 2012 el director del cementerio, Héctor Baccega, el animal vivía en la calle cerca de la vivienda.

Con el tiempo ya desapareció definitivamente, lo que llevó a la familia a pensar que había muerto o que otra familia se habría quedado con él. Sin embargo, a los pocos días lo encontraron en la tumba de Miguel.

Según los vecinos del lugar, Capitán deambulaba por las calles y al atardecer buscaba la tumba de su amo para dormir. “Solía dormir en la tumba de su amo, pero a lo último casi no subía por el problema que tenía de cadera, estaba muy débil”, indicó una florista que conocía al animal y se encargó de darle la medicación y de comer hasta el fin de sus días.

La idea, ahora, es que como Capitán pasó su vida en el cementerio, sea ahí donde descansen sus restos, aunque para eso deberá haber una autorización de las autoridades locales.