Descuartizó a su madre y guardó sus restos en tuppers para comérselos

Una amiga de la señora denunció su desaparición, advirtiéndole a las autoridades de la mala relación que tenía con su hijo
Descuartizó a su madre y guardó sus restos en tuppers para comérselos
El hijo aceptó haber asesinado a su mamá.
Foto: Shutterstock

Un hecho perturbador fue descubierto el pasado jueves 21 de febrero por la tarde por parte de la Policía Nacional española, la cual ingresó a la vivienda de un joven de 26 años, el cual fue acusado de haber asesinado a su propia madre.

Todo comenzó cuando una amiga de Soledad, la madre de este hombre, denunció ante las autoridades la desaparición de la mujer, a la cual no veía desde hace más de un mes, y sobre todo, le preocupaba que su hijo le hubiera hecho algo, pues sabía perfectamente que no llevaban una buena relación y que incluso, él la maltrataba.

La policía fue a averiguar a la casa lo que estaba pasando y al llegar a ella, el hijo les abrió y al cuestionarle en dónde estaba su mamá, él, sin reparos, les respondió que “estaba en casa”. Cuando ingresaron a la vivienda quedaron horrorizados pues encontraron en la cocina y en otro sitios de la casa restos de Soledad guardados en tuppers.

El hijo, fríamente, confesó su crimen: aceptó que había asesinado a su progenitora y que “se la fue comiendo”; incluso que llegó a darle restos a su mascota, un perro de caza.

Los vecinos aseguraron que el joven ya había sido arrestado en varias ocasiones por maltratar a su madre e incluso, apuntaron que sufre de una enfermedad mental y que por ello había estado internado en un centro psiquiátrico. También indicaron que en los últimos días los habían escuchado discutir y pelear a los golpes.

También se sabe que el hijo consumía alcohol y drogas, que se encontraba estudiando hotelería y que trabajaba como mesero en un restaurante en una conocida zona turística de la ciudad.