Así de caro te saldrá comprar un auto nuevo si Trump impone sus tarifas a autos importados

Los autos americanos no se salvan, pues existe algo llamado aranceles aduaneros que provocaría un incremento en sus precios
Así de caro te saldrá comprar un auto nuevo si Trump impone sus tarifas a autos importados
El mandatario sigue en pláticas con China y la Unión Europea
Foto: Getty Images

Muchos norteamericanos apoyan al mandatario estadounidense, Donald Trump, en su lucha por imponer un importe a autos provenientes de otros países. Sin embargo, ¿qué implicación tendría esto en sus bolsillos?

BMW, Ferrari, Audi, Porsche y muchos otros importadores más forman parte de la lista de marcas de autos extranjeros que tendrían que pagar las tarifas sugeridas por Trump, lo que significaría un incremento en el valor de sus vehículos en suelo americano. En otras palabras, los consumidores americanos pagarán más debido a estos impuestos. ¿Cuánto?

Si la Unión Europea no habré más sus mercados a productos americanos, Trump advirtió que impondrá un tarifa a autos precedentes de esta región, tal vez 20% o 25%. Pero el viejo continente ya advirtió que de imponerse dicha tarifa, los autos europeos en EEUU costarán hasta $11,7000 más por vehículo, según explica The Drive.

Incluso si la tarifa sugerida por Trump es de solo 20%, la Alianza Americana de Fabricantes de Automóviles pronostica que el precio promedio de un vehículo importado se elevará de todos modos unos $5,800 por unidad.

Aunque esto suena como un ventaja para los autos fabricados en Norte América, como General Motors o Ford, The Drive explica que sus precios también subirían, “en parte porque los fabricantes de automóviles extenderían los aranceles, también conocidos como aranceles aduaneros, a lo largo de sus alineaciones para suavizar el golpe y proteger su posición en los mercados extranjeros”. De hecho, Toyota aseguró que su Toyota Camry, el cual es fabricado en EEUU, aumentaría unos $1,800 por unidad.

Actualmente el presidente se reúne con miembros de la Unión Europea y China para tratar de llegar a un acuerdo respecto a los aranceles de Trump.

Anteriormente, el presidente ordenó un impuesto a autos provenientes de China del 25%, además un impuesto a productos de aluminio y fierro proveniente de este país. Lo que ahora esta en debate es la posible tarifa que el mandatario implementaría en autos provenientes de la Unión Europea, lo cual se sigue dialogando en Bruselas.

Aunque China ya redujo sus impuestos a vehículos americanos para sanar relaciones comerciales con Trump, se siguen sosteniendo pláticas para averiguar cuándo Trump removerá sus impuestos al país asiático y si los modificará. Mientras tanto, la Unión Europea no quiere ceder a las demandas del presidente y amenaza con imponer similares impuestos.

Te puede interesar: