El gobierno de Trump estudia conceder el TPS a inmigrantes venezolanos

24 senadores presionan al presidente del gobierno para que otorguen este beneficio migratorio a los venezolanos que viven en el país
El gobierno de Trump estudia conceder el TPS a inmigrantes venezolanos
74 000 originarios de Venezuela han pedido refugio político en el Estados Unidos.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

No es la primera vez que se solicita al gobierno de Trump el Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés) para los venezolanos que residen en territorio estadounidense. Sin embargo, este jueves fue el propio “enviado especial para Venezuela“, Elliott Abrams, quien aseguró en el Senado que esa posibilidad actualmente “está bajo consideración“.

Abrams dijo ante los senadores que los departamentos de Estado y de Seguridad Nacional están analizando las diferentes opciones disponibles para proteger a los venezolanos que ya están en EE. UU. Recordó que 74 000 originarios de Venezuela han pedido refugio político en el país.

En una carta dirigida este mismo jueves al presidente Donald Trump, 24 senadores demócratas han instado al gobierno a “asegurar que los venezolanos que residen en Estados Unidos no se vean forzados a volver a Venezuela en este momento“.

Los firmantes consideran que esta situación podría suponer “una seria amenaza para la seguridad personal” de estas personas. Es por ello que los senadores Dick Durbin, Bob Menendez, Marco Rubio, Patrick Leahy y Anthony Booker presentaron la semana pasada una propuesta de ley para otorgar el TPS para los venezolanos.

El TPS -varias veces en la cuerda floja durante la actual administración- es un beneficio migratorio que permite a quien lo obtiene trabajar y vivir legalmente en Estados Unidos y que se concede de forma extraordinaria a los nacionales de países afectados por conflictos bélicos o por desastres naturales.

De acuerdo con la citada carta, Venezuela “se enfrenta simultáneamente a crisis humanitaria, económica y política de dimensiones monumentales“. La misiva asegura que la situación del país caribeño ha derivado en “un estado fallido” debido a la “violencia y malnutrición y a los niveles de enfermedad solo visto en zonas de guerra“.

Desde su creación en 1990, Estados Unidos renovaba de manera automática el TPS, pero el presidente Trump ha decidido acabar con algunos de esos permisos ya que, según él, son temporales y le corresponde al Congreso aprobar una ley para regularizar la situación de sus beneficiarios. Sin embargo, recientemente la administración ha extendido el TPS para El Salvador, Nicaragua, Haití y Sudán.

 

  • Con información de EFE.