ICE mantiene encerrado a un señor de 72 años con alzhéimer y otras enfermedades

Organizaciones humanitarias exigen su inmediata puesta en libertad y el cierre de los centros de detención.

De la Cruz está en el mismo centro de detención donde hace poco una migrante perdió su feto.
De la Cruz está en el mismo centro de detención donde hace poco una migrante perdió su feto.
Foto: EFE

Noe De la Cruz es un abuelo de 72 años que desde hace un tiempo sufre pérdidas de memoria debido al alzhéimer que padece. Además, enfrenta otras enfermedades como cáncer o diabetes y necesita, por tanto, unos cuidados médicos específicos. Ahora permanece privado de su libertad en el centro de detención para inmigrantes Port Isabel en Los Fresnos, Texas, donde hace poco una mujer migrante embarazada tuvo una pérdida de su feto.

De acuerdo con su hija Sandra, Noe necesita medicación diaria y en sus últimas visitas al centro ha visto como la salud de su padre se ha ido deteriorando. Sandra afirma que cada día que va, De la Cruz piensa que saldrá al día siguiente y que no entiende por qué está allí. Aún así, ICE no accede a poner en libertad a este abuelo migrante y, en su lugar, lo han dejado en régimen de aislamiento.

Desde Raíces, una organización de defensa de migrantes con sede en Texas, aseguran que Noe no está recibiendo en el centro la ayuda médica que necesita y, por tanto, han exigido su puesta en libertad.  Para ello, han lanzado por redes sociales la campaña #ReleaseNoe (libertad para Noe) con la que animan a la comunidad a llamar al centro de detención para solicitar la salida de De la Cruz.