CBP cierra retenes de control de carreteras para trasladar agentes a la frontera

La Patrulla Fronteriza confirmó el cierre temporal de los retenes en las carreteras de Nuevo México para poder asistir el creciente número de peticiones de asilo
CBP cierra retenes de control de carreteras para trasladar agentes a la frontera
La Patrulla Fronteriza está arrestando en el sector El Paso aproximadamente 600 inmigrantes al día.
Foto: Joebeth Terriquez / EFE

La Patrulla Fronteriza del Sector El Paso, Texas, cerró temporalmente sus retenes de carretera en la zona correspondiente a Nuevo México para trasladar a los agentes a la frontera, debido al incremento del flujo migratorio de familias que solicitan asilo político, informaron hoy las autoridades.

En declaraciones enviadas a los medios de comunicación, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) confirmó el cierre temporal de los retenes.

Los agentes fronterizos de estos puestos serán enviados a la frontera para procesar y transportar a los inmigrantes que solicitan asilo y que continúan cruzando la demarcación con México en grandes grupos.

“La Patrulla Fronteriza continúa aprehendiendo familias y menores no acompañados en cifras cada vez mayores”, dijo CBP.

“Para procesar y asegurar un cuidado apropiado para esos que están en custodia, han sido enviados recursos y personal a otros puntos de prioridad”, indicó la agencia federal.

“Actualmente, el Sector de El Paso ha cerrado los retenes y enviado a los agentes para asistir en el procesamiento de los migrantes. Esta es una medida temporal. Los retenes son parte integral de la misión de seguridad de la Patrulla Fronteriza”, agrega el comunicado.

Los retenes cerrados en Nuevo México incluyen dos en la población fronteriza de Las Cruces, uno sobre la Interestatal 10 y otro en la Interestatal 25, así como dos más, uno en Alamagordo y otro en Deming.

Al oeste de Texas fue cerrado otro retén.

Los retenes son calificados por la Patrulla Fronteriza como una “segunda línea de defensa” y han sido establecidos en un límite de hasta 100 millas (160 kilómetros) dentro de la frontera, con el propósito de arrestar a inmigrantes indocumentados o detectar el tráfico de drogas.

Dentro del Sector de El Paso de la Patrulla Fronteriza, que incluye la frontera de Nuevo México y parte de Texas, se están arrestando aproximadamente 600 inmigrantes al día.

En su mayoría son familias provenientes de países centroamericanos como Guatemala, El Salvador y Honduras, quienes cruzan hacia Estados Unidos y solicitan asilo político.