En Los Ángeles, es un sueño tener una casa

Las altas rentas son el mejor incentivo para animarse a comprar un inmueble; el problema es que las zonas que comúnmente eran accesibles, ya no lo son
En Los Ángeles, es un sueño tener una casa
03/21/19 /LOS ANGELES/First time homeowners Fermin Vasquez with wife Andrea Bobadilla and newborn daughter Sofia Michelle Vasquez. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

A principios del 2018 Fermín Vásquez y su esposa Andrea Bobadilla decidieron tomar una de las decisiones más importantes de sus vidas; ser dueños de una casa.

Ambos cuentan con empleos estables y salarios de clase media. No obstante, el proceso fue intimidante, sobre todo para Bobadilla.

“Cuando fue la recesión mis padres perdieron la casa donde vivíamos y fue muy horrible”, dijo Bobadilla, de raíces guatemaltecas.

Tras hablar en familia y ver las opciones positivas y negativas, la pareja decidió avanzar hacia el “sueño americano”.

Fermín Vásquez, su esposa Andrea Bobadilla y su hija Sofía finalmente pudieron comprar su casa. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Vásquez, de origen salvadoreño, dijo que inicialmente se informaron tomando clases para primeros compradores, después verificaron su crédito y la aprobación de préstamo que recibirían del banco.

“El banco nos aprobó para 65 mil dólares pero nosotros sabíamos que no podíamos comprar una casa de ese precio porque los pagos iban a ser muy altos”, explicó Vásquez.

Tras comparar sus salarios con sus gastos, la pareja balanceó el precio que podían pagar en una hipoteca sin quedar en quiebra cada fin de mes.

“Lo más difícil fue encontrar casas que costaran 500 mil o menos”, dijo Vásquez asegurando que en el área de Los Ángeles les fue imposible encontrar una casa para su presupuesto. “Las que encontrábamos se vendían rápidamente”.

A finales del 2018 la pareja, quien recientemente dio a luz a un bebé, se convirtió en dueña de su primera casa en la ciudad de Compton, al sur de Los Ángeles—y dicen que el proceso fue largo, pero valió la pena.

Pero no todos corren con la misma suerte. Personas como Juan Gómez han estado ahorrando por años.  Él padre de dos hijos y pintor de casas de profesión, dijo que lo que lo ha motivado a querer una casa principalmente, es el alto precio de rentas.

“Pagamos 2.300 por un apartamento de una recámara”, dijo Gómez de origen mexicano.

No obstante, se está tomando un tiempo para ahorrar poco más de 20 mil dólares que necesita para dar el pago inicial, y gastos extras que pueden aparecerse en el camino.

Gómez dijo que no le importa mudarse a vivir a ciudades del norte de California como Oakland o San Bruno, de ser necesario.

Factores importantes

Uno de los problemas principales para adquirir una casa en la actualidad en Los Ángeles es la oferta y demanda, explica Leticia López, agente de bienes raíces con Del Mar Realty localizados en Wilmington, al sur de la ciudad.

Añadido a esto, los precios de las casas continúan subiendo incluso en áreas que en el pasado eran más asequibles como el sur o este de Los Ángeles.

“Hay demanda, pero las casas no son asequibles y para calificar para un préstamo es más difícil”, explicó López. “Se necesita tener un empleo fijo, un buen historial de crédito y el 3.5% (FHA) o 5% (Convencional) de pago inicial para comprar”.

Foto de archivo.

Es decir, una familia que quiere una casa de 500 mil dólares debe tener en cuenta los costos del pago inicial y gastos de cierre, lo cual sería aproximadamente unos 20 mil a 25 mil dólares.

López dijo que en la actualidad una persona que gana 40 mil dólares al año le sería imposible adquirir una casa en el condado de Los Ángeles.

“Probablemente el banco le califica para unos 115 mil para la casa y ¿dónde hay una casa por ese precio en Los Ángeles?”, cuestionó López.

“Tal vez en San Bernardino encuentren de 250 mil o 300 mil porque el valor de la tierra no es el mismo [que Los Ángeles]. En San Bernardino la tierra no vale, vale la estructura”.

Los Ángeles no es para primeros compradores

El estudio de primeros compradores “Bankrate Best/Worst Metros for First Buyers Study”, analizó las 50 áreas metropolitanas más grandes del país en cuanto a medidas relacionadas con la asequibilidad, la cultura, el mercado laboral, la restricción del mercado y la seguridad.

Para la impresión de muchos, el primer lugar para primeros compradores se lo llevó Pittsburgh, PA, donde las casas cuestan un promedio de 220 mil, seguido de Raleigh, NC y Oklahoma City, OK.

“Por lo general, cuando tienes un comprador de vivienda por primera vez, son un poco más conservadores porque no quieren involucrarse con una propiedad que no podrán pagar”, dijo Sarah Halperin, agente de bienes raíces de Pittsburg.

Y aunque la media nacional del precio de casas es de 250 mil dólares, en la ciudad de Los Ángeles es casi imposible encontrar una casa a ese precio en la actualidad.

Las casas oscilan de 500 mil hasta sobrepasando el millón de dólares en vecindarios como el centro y sur de Los Ángeles.

El profesor Richard Green, director del USC Lusk Center for Real Estate, dijo a ABC7 que Los Ángeles se está convirtiendo en un lugar de lujo para vivir excluyendo a las personas que ganan menos de ciertos ingresos.

Y ya que los costos de casas no van acorde con los salarios de California, si las casas no se hacen más asequibles, California podría sufrir en cuanto a su diversidad, dijo Green.

“Hemos estado importando graduados universitarios que es bueno”, dijo Green. “Pero lo que hacen los graduados universitarios es ofrecer mayor oferta por una vivienda; mientras que la mayoría de las personas que no tienen un título universitario, terminan yéndose”.

El estudio fue realizado con datos que incluyen el Censo de Estados Unidos, Attom Data Solutions, el Índice de bienestar de Gallup-Sharecare, Realtor.com, entre otros.