Los laboratorios JUUL buscan evitar el acceso de los menores de 21 años a los productos de tabaco, pero no con la propuesta SB-38

La empresa líder de productos de tabaco busca atacar el problema, pero en una forma más equilibrada y que respete el hecho de que, mucha gente ocupa las opciones electrónicas para alejarse del cigarrillo tradicional
Los laboratorios JUUL buscan evitar el acceso de los menores de 21 años a los productos de tabaco, pero no con la propuesta SB-38
Los cigarrillos electrónicos son populares entre los adolescentes.
Foto: Shutterstock

En respuesta a la medida SB-38 que fue aprobada a finales del 2018 para analizarse y convertirse en ley, probablemente en este 2019, los laboratorios JUUL manifestaron su apoyo en el objetivo de hacer todo lo posible para evitar que los menores de 21 años de edad sigan consumiendo productos de tabaco, pero también expresaron su desacuerdo en la forma de cómo lograrlo.

A través de una misiva que fue entregada hace unos días, al senador Dr. Richard Pan, del distrito 6 de California, la empresa manifiesta su apoyo y da algunos de los ejemplos de lo que ha hecho para evitar que la juventud menor de edad, siga consumiendo productos de tabaco con saborizante.

En la carta,  Kenton Stanhope, gerente de los asuntos de gobierno, explica que en noviembre del 2018, la compañía suspendió la distribución de los productos JUUL sin tabaco y sin sabor a menta en 90 mil tiendas donde se vendía. Además, se salieron de sus cuentas de redes sociales y han apoyado los esfuerzos para incrementar a 21 años, el derecho de compra de productos de tabaco, inclusive en los productos vaporizantes.

“Respaldar la legislación Tabaco 21 a nivel local, estatal y federal es vital”, enfatizó Stanhope en la carta. “Creemos que llevará a los legisladores y a la industria el tener que trabajar unidos para restringir el acceso a la juventud y al final, reducir el uso de los productos de tabaco a la juventud”.

SB-38 fue presentada el 3 de diciembre del 2018 por los senadores Jerry Hill, Mike McGuire, Steven Glazer,  Anthony Portantino y el apoyo de casi 20 legisladores.  La propuesta tiene el objetivo de evitar el crecimiento y minimizar el número de consumidores de tabaco con sabor, pero principalmente, busca reducir el número de consumidores de tabaco entre los menores de 21 años.

De acuerdo a SB-38, ésta prohibirá a las tiendas de tabaco vender, ofrecer o poseer producto de tabaco con saborizantes, con la intención de vender. La medida permitirá a las agencias autorizadas para evaluar las violaciones civiles bajo la Acta STAKE (Stop Tobacco Access to Kids Enforcement). Además, la medida no prohíbe la adopción o implementación de ordenanzas locales relacionadas a la prohibición del uso del tabaco con sabor.

En su momento el senador Hill, dijo que “tenemos que detener el uso de los cigarros electrónicos por parte de la juventud. Los sabores de frutas y de dulce que atraen a la juventud, a estudiantes de preparatoria y secundaria en toda la nación, que están consumiendo -productos electrónicos- en números récord’.

Sus comentarios fueron aplaudidos y respaldados por sus colegas que apoyan la propuesta; sin embargo, lo que podría no estar muy claro, es cómo dicha medida podría afectar los negocios de miles de gentes, y el hecho de penalizar a los adultos que disfrutan de los productos de tabaco con sabor.

Incluso, se hace hincapié en la carta que los sabores en los productos de tabaco electrónico son las que han ayudado a miles de personas a dejar de fumar cigarros tradicionales.

La misiva termina enfatizando su oposición a la medida SB-38, pero también su compromiso a seguir trabajando con los legisladores para evitar que más personas menores de 21 años, tengan acceso a los productos de tabaco.

Esta semana se realizó una audiencia pública en el comité del Senado, en Sacramento, sobre la medida SB-38 para conocer los testimonios y el punto de vista del público interesado en el tema.