Los dreamers podrán abrir sus propios negocios en Denver

La administración local ofrecerá una ayuda específica a los beneficiarios DACA
Los dreamers podrán abrir sus propios negocios en Denver
El 22 % de los dueños de negocios en Denver son inmigrantes.
Foto: Ethan Miller/Getty Images

La Ciudad de Denver, Colorado, anunció ete martes que permitirá que los inmigrantes conocidos como “soñadorespuedan abrir sus propios negocios si han sido beneficiados por el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, sigla en inglés).

“Hemos recibido tantas preguntas por parte de la comunidad empresarial de Denver sobre los beneficiados por DACA que las autoridades locales decidieron revisar más detalladamente qué información debe presentarse para obtener una licencia de negocios en esta ciudad”, explicó a Efe Rowena Alegría, de la Oficina de Derechos Civiles de Denver.

Entre esos documentos figura el formulario I-776, o Autorización de Empleo, que los beneficiarios de DACA reciben.

“Ese formulario siempre ha estado en la lista de documentos aceptables para abrir un negocio, pero Denver no le había dado visibilidad. Ahora, con el nuevo enfoque, hemos corregido esa situación”, matizó Alegría.

El nuevo enfoque consiste en que los sitios webs oficiales de la ciudad desde hoy incluyen un mensaje en inglés y español indicando que los “soñadores” (jóvenes que llegaron de niños al país de la mano de sus padres inmigrantes) son elegibles para abrir sus negocios en Denver.

A sabiendas de que “comenzar un negocio no resulta fácil”, las delegaciones municipales de agencias como el Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente y el de Impuestos Especiales y Licencias ofrecerán ayuda específica a los beneficiados por DACA para que “su estatus no sea una barrera para ser empresario o comerciante”.

Un factor que llevó a las autoridades locales a respaldar explícitamente a los jóvenes empresarios es que, aunque los inmigrantes representan el 15 % de los 700,000 habitantes de Denver, también representan el 22 % de los dueños de negocios.

La iniciativa forma parte de una campaña del alcalde Michael Hancock que impulsa el desarrollo de nuevos programas y políticas públicas “que cimienten la responsabilidad de la ciudad para toda la comunidad”.

“Si un beneficiario de DACA quiere abrir un camión de comidas o un café en Denver, tiene que saber que puede hacerlo”, aseveró por su parte Alegría.

Un reciente estudio de la Oficina de Derechos Humanos de Denver demostró que abrir un negocio propio es “una de las maneras más sólidas para que los inmigrantes y refugiados obtengan estabilidad económica, para ellos y para sus familias”.

El programa DACA fue promulgado por el expresidente Barack Obama en 2012 y luego cancelado por la actual Administración.

La decisión de otorgar a los beneficiarios del programa un estatus legal permanente continúa en manos del Congreso.