Cómo evitar comprar un auto con título “salvage” por error

El secreto está en el título

Cómo evitar comprar un auto con título “salvage” por error
Foto: shutterstock

Hay varios pasos a seguir para evitar hacer una mala comprar a la hora de buscar un auto usado en el mercado, como no hacer las preguntas adecuadas a la hora de tratar con el vendedor.

Los tratos directos con vendedores de autos usados son cosa seria y no se deben tomar a la ligera, pues en algunas ocaciones, estas personas se aprovechan del hecho que los compradores desconocen los temas de papeleo de autos o mecánica para estafarlos.

Entre las muchas estafas que los timadores aplican a los compradores de autos usados, se encuentra la de vender un auto salvage como un auto común o normal.

Los auto salvage son aquellos que estuvieron involucrados en un accidente que dañó severamente su estructura y los volvió un medio de transporte peligroso o no apto para ser conducido en carretera. Por lo general, estos tipos de vehículos son declarados como “pérdida total” por una compañía de seguros después de un accidente de colisión, desastre natural o vandalismo, pero son puestos de nuevo a la venta en subastas donde cualquiera los puede comprar.

Aunque pueden ser reparados y puestos de vuelta en las calles una vez que pasen por una serie de revisiones por el Departamento de Motores y Vehículos (DMV), su precio ya no es el mismo en el mercado y en algunas ocaciones las compañías de seguros de autos se rehusarán a asegurarlos, además de que un auto salvage no puede ser registrado con el DMV de la misma manera que un auto normal, pues éste debe pasar por una inspección mecánica y serie de trámites primero.

Pero hay dos formas muy sencillas de prevenir comprar uno de estos autos, y la primera de ellas tiene que ver con su título. Los autos salvage tienen por lo general un título de color naranja, aunque este factor depende del estado en el que el comprador se encuentre, y se indica asta arriba que es un “Salvage Title“.

Los autos salvage que ya han pasado por una serie de revisiones, inspecciones mecánicas y visto bueno por el DMV tienen un título normal que especifica que ahora son rebuilt (reconstruidos), pero su valor en el mercado no ha cambiado y debido a que el título de estos es más parecido al normal, mucha gente tiende a comprarlos sin saber que en el pasado fueron salvage.

Por último, tu puedes averiguar si un auto es o fue salvage al checar su historia el el DMV o en un sitio privado, como Carfax, donde estos detalles salen a relucir fácilmente.