Esquina migratoria: ¿quiero regularizar los documentos de mi esposa, pero no vivimos juntos?

Esquina migratoria: ¿quiero regularizar los documentos de mi esposa, pero no vivimos juntos?
No permitas que un estafador arruine tu boda.
Foto: Unsplash

Alex Gálvez, abogado en migración, responde sus preguntas sobre su situación migratoria

Tengo planeado casarme con mi novia y vivir cada uno en su casa por algún tiempo. Luego, cuando le solicite la residencia irnos a vivir juntos en mi casa ¿Podríamos tener problemas?

Respuesta:

Cada pareja es diferente. Muchas veces por razones religiosas, económicas, personales, como el trabajo, o simplemente porque el contrato de arrendamiento de la vivienda de uno de los cónyuges no se puede cancelar, deciden estar separados temporalmente con toda la intención de vivir juntos muy pronto.

Cuando se trata de patrocinar a una pareja para la residencia permanente, es crucial comprobar que entraron en el matrimonio por amor y no por interés.

He tenido casos cuando por cuestiones de trabajo, uno de los cónyuges no se puede reubicar en una misma ciudad de momento; o porque viaja mucho, la pareja solo puede verse los fines de semana.

Estas circunstancias no son un indicativo de que la pareja entro a un matrimonio fraudulento. Cada matrimonio es único. Por ejemplo, la esposa puede estar estudiando en la universidad mientras que el esposo vive en otra ciudad por su trabajo, pero se ven cada fin de semana. Lo que importa es que el matrimonio sea por amor, más allá de que vivan juntos o no.

Sin embargo, un oficial de migración toma en consideración muchos elementos para determinar la validez del matrimonio. El hecho de que vivan juntos, no es determinativo, sino uno de muchos factores.

Cuando un oficial de inmigración analiza un matrimonio, puede considerar otros aspectos como si han tenido hijos, qué tan largo fue el noviazgo, documentos en común como facturas por servicios del hogar, celular, seguros, cuentas bancarias mancomunadas, y los contratos de arrendamiento juntos. Y si el oficial tiene dudas, siempre tiene la discreción de citar a la pareja para una entrevista en persona para hacerles preguntas que solo una pareja puede saber.

La petición de residencia se puede solicitar, aunque no vivan juntos, siempre y cuando hayan tenido una larga relación de noviazgo que puedan comprobar con documentación. Si duraron un año de novios antes de casarse, y no tienen muchos papeles para probar la relación de amor, recomiendo esperar hasta vivir juntos para someter la petición de residencia en base al matrimonio.

Recuerden que es un crimen someter una aplicación de matrimonio de manera fraudulenta, por lo cual el peticionario y beneficiario pueden ser castigados con cinco años en la cárcel y $250,000 en multa. En adición al castigo criminal, entrar a un matrimonio fraudulento puede resultar en deportación y la incapacidad de poder normalizar su estatus inmigratorio en el futuro.

Gracias por su pregunta y si usted tiene una duda, mande un correo electrónico a araceli.martinez@laopinion.com.