Crisis en Venezuela obliga a suspender un partido de Copa Sudamericana

Argentinos Juniors enfrentaría a Estudiantes Mérida y ahora piden regresar "lo antes posible"
Crisis en Venezuela obliga a suspender un partido de Copa Sudamericana
Estados Unidos propuso un plan de transición para que vuela la democracia a Venezuela.
Foto: EFE

La primera impresión que el plantel tuvo en su llegada a Venezuela fue el de una ruta vacía, a oscuras. Ochenta kilómetros entre el aeropuerto El Vigía Juan Pablo Pérez Alfonzo y Mérida sin luces ni gente. Señales para nada positivas.

Pero todavía faltaba algo: la mañana de este martes, los jugadores y el cuerpo técnico de Argentinos conocieron la noticia del alzamiento antichavista y la posterior suspensión del partido que tenían que jugar este jueves frente a Estudiantes de Mérida.

El encuentro por la primera rueda de la Copa Sudamericana (ventaja del Bicho en la serie por 2-0) todavía no tiene fecha y no será para nada sencillo encontrar un hueco en el calendario.

“La idea es salir de aquí lo antes posible”, reconoció Alejandro Roncoroni, secretario general de Argentinos, en diálogo con TyC Sports.

“Llegamos ayer, y hoy nos despertamos con la noticia de que el partido fue suspendido y la idea es salir de aquí lo antes posible. Por cuestiones logicas y entendibles queremos volver para que Argentinos pueda cumplir con los partidos de la Copa de la Superliga“, añadió el dirigente.

Destacó que están esperando contactos con la custodia venezolana para ver si les garantizan la posibilidad de poder moverse por Mérida para ir a entrenar.

“Ahora están las calles cortadas con neumáticos encendidos y mucha gente. No nos afecta a nosotros en la estadía, porque estamos como en un country, pero si vamos a entrenar es imposible. La idea es volver lo antes posibles. El plan original era volver el viernes. Tenemos el avión en el aeropuerto, es un vuelo chárter. Solo necesitamos el permiso de vuelo y poder llegar al aeropuerto El Vigía Juan Pablo Pérez Alfonzo”, finalizó Roncoroni.

“Llegamos al aeropuerto anoche y tuvimos dos horas de micro, con muchísima custodia en una ruta oscura, hasta el hotel. La verdad que fue un viaje que había que vivirlo”, dijo Diego Dabove, el entrenador de Argentinos, en una nota con radio La Red.

“Es una ruta muy angosta entre las montañas, con una oscuridad absoluta y no se ve a nadie. Viajamos con la policía militar adelante y atrás. Íbamos muy despacio porque es una ruta peligrosa, que aparte de estar fea es muy angosta. Pero llegamos bien. Es raro venir a jugar acá”, agregó.

El cotejo entre Estudiantes de Mérida y Argentinos Juniors debía disputarse este jueves, desde las 17. Hasta el momento, la Conmebol no dio detalles de la reprogramación.