Crecen las incógnitas de quién mató a Aideé Mendoza, estudiante de la UNAM

Se especula que se usó una pluma bala en el homicidio de la joven estudiante de bachillerato. El caso está siendo investigado como feminicidio

Crecen las incógnitas de quién mató a Aideé Mendoza, estudiante de la UNAM
La alumna recibió un disparo mientras estaba en clases.
Foto: Twitter

MÉXICO  – La sorpresiva muerte de Aideé Mendoza, estudiante de bachillerato, ha conmocionado no solo a sus compañeros de clase, si no a todos los mexicanos, por las circunstancias en que se registraron los hechos, ya que fue en el propio salón de clases y hasta el momento las autoridades no han podido determinar quién disparó el arma que le quitó la vida a la joven de 18 años.

De acuerdo a las autoridades de la Ciudad de México, a los 10 compañeros de Aideé ya se les hizo la prueba de balística y salieron negativos. Seis de ellos ya han sido citados a declarar ante las autoridades para esclarecer el crimen de la joven estudiante.

 

Fue el pasado lunes cuando Aideé perdió la vida cuando tomaba clases de matemáticas en un salón del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Oriente, escuela perteneciente a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). De acuerdo a los testimonios recabados hasta el momento, en la aula se escuchó un ruido como si destaparan un refresco, enseguida la alumna se levantó de su lugar diciendo que se sentía mal y se desvaneció en el piso.

Al ve que la joven caía al piso, el profesor llamó a los servicios de emergencia del plantel escolar, que acudieron de inmediato para atenderla, pero después llamaron a una ambulancia diciendo que la joven había sufrido un infarto.

Los hechos se registraron a las 15:00 horas (tiempo local), destacaron algunos testigos.

Pero fue al llegar al hospital que el médico se dio cuenta que la joven tenía una herida de bala en el costado derecho, a la altura de la axila. Momentos después la estudiante murió.

De acuerdo a los testigos, las ambulancia fue llamada hora y media después de que ocurrieron los hechos.

Circula en la redes sociales una imagen de la joven estudiante tirada en el piso del salón, donde se puede ver un pequeño charco de sangre.

¿Quién la mató?

La bala que mató a Aideé Mendoza durante la clase pudo haber salido de una pistola tipo pluma o un arma de calibre pequeño. Esa es una de las líneas de investigación de agentes de la Procuraduría sobre el asesinato de la estudiante del sexto semestre.

Los estudios preliminares al cuerpo de la joven de 18 años indican que se trató de una herida penetrante por proyectil de arma de fuego en abdomen y tórax del lado derecho, sin salida.

La ojiva extraída era pequeña, por lo que se presume que podría ser calibre .22.

 

 

La herida incluso no sangró demasiado al exterior y el tamaño del orificio podría confundirse con el de un lunar.

Las declaraciones del profesor y 10 alumnos señalan que escucharon un ruido semejante al producido por un refresco de lata al destaparse.

Pluma bala

“Son muy acordes las declaraciones de todos y hablan de un sonido que es muy tenue, hasta ahí vamos”, señaló  en conferencia la Procuradora Ernestina Godoy.

Estos dos elementos hacen pensar a los investigadores que fue un arma pequeña como las plumas.

Las plumas de pistola se venden incluso por internet, con precios que van de los $95 dólares hasta los $160 dólares , sin necesidad de exhibir ningún tipo de permiso o licencia y, en su mayoría, utilizan balas .22.

Son conocidas por ser armas difíciles de controlar, inestables y que se pueden activar con una caída o movimiento brusco.

La Procuradora evitó dar detalles.

“El protocolo de feminicidio nos exige mucha más precisión, mucha más acuciosidad en las diligencias”, expresó.

El rector de la UNAM Enrique Graue exige el esclarecimiento del crimen.