Urgen a abuelos a hacerse ciudadanos antes de que eliminen perdón de pago

El presidente quiere poner fin a las exenciones para la ciudadanía a quienes reciben beneficios públicos

Urgen a abuelos a hacerse ciudadanos antes de que eliminen perdón de pago
La Coalición por los Derechos de los Inmigrantes (CHIRLA), lanzó una campaña para que los adultos mayores se hagan ciudadanos antes de que Trump se las ponga más difícil. (Araceli Martínez/La Opinión).
Foto: Araceli Martínez / La Opinión

La Coalición por los Derechos de los Inmigrantes (CHIRLA) lanzó la campaña Senior Citizen de a Deveras para que los adultos mayores se apresuren a hacerse ciudadanos de los Estados Unidos antes de que el presidente Trump cambie las reglas y ya no permita exentar del pago por el trámite de naturalización a quienes reciben beneficios públicos.

La administración de Trump está erigiendo un segundo muro contra quienes son elegibles de convertirse en ciudadanos naturalizados“, advierte Angélica Salas, directora de CHIRLA.

“Invitamos a los inmigrantes adultos mayores que califiquen, a solicitar la ciudadanía tan pronto como sea posible antes de que los cobros y las exenciones terminen”, afirma.

Jairo Zamarripa y Eloísa Chávez acaban de pasar su examen de ciudadanía estadounidense, y esperan ansiosos el día de su ceremonia de juramentación. (Araceli Martínez/La Opinión).

La campaña Senior Citizen de a Deveras, es una prioridad de CHIRLA para los próximos seis meses.

“La campaña que hoy lanzamos es para animar a las personas de la tercera edad a que se hagan ciudadanos no solo para completar el proceso migratorio, de residente a ciudadano sino para aprovechar que todavía está disponible el perdón de pago para quienes reciben beneficios públicos”, explica Karla Aguayo, abogada del programa de ciudadanía de CHIRLA.

Señala que la mayoría de sus clientes son de la tercera edad, y califican para el perdón de pago porque reciben un beneficio público.

“Es importante aclarar que el hecho de recibir beneficios públicos de acuerdo a la ley no afecta para la ciudadanía”, indica.

Sin la exención del pago, decenas de miles de adultos mayores no pueden pagar los 725 dólares que cuesta el proceso.

Jairo Zamarripa, inmigrante de Guanajuatoi, México espera hacerse ciudadano estadounidense muy pronto tras aprobar su examen. (Araceli Martínez/La Opinión).

Jairo Zamarripa, un inmigrante de Guatemala de 69 años está muy contento porque tanto él como su esposa acaban de aprobar el examen de ciudadanía en español. Ambos fueron exentados del pago del trámite por ser de bajos ingresos.

“Gracias a CHIRLA que nos ayudó para que no nos cobraran. Uno no se hace ciudadano porque lo que ganamos no nos alcanza para pagar”, dice.

Reconoce que también las políticas del presidente Trump lo animaron a apresurarse a solicitar la ciudadanía. porque dice que en los 50 años que lleva en el país nunca los inmigrantes habían sentido tanta presión.

“Estamos esperando la ceremonia de ciudadanía. En el examen, yo solo estudié 20 preguntas y me preguntaron cinco. Contesté todo perfectamente”, platica Zamarripa quien junto con su esposa María Eloisa Chávez de Zamarripa de 64 años se hicieron residentes con la Amnistía de Reagan.

Vilma Valdarrago quien el año pasado se hizo ciudadana de los EE UU invita a los residentes que califican a animarse a naturalizarse. (Araceli Martínez/La Opinión).

“Espero que como ciudadanos de edad avanzada tengamos más beneficios y que podamos viajar más a México”, expresa contento.

“Animo a que venga a CHIRLA para que los ayuden a hacerse ciudadanos; y si no tienen dinero, ellos lo ayudan a uno a tramitar el perdón ante el gobierno para que no tengan que pagar por el trámite”, dice.

La administración de Trump está buscando comentarios públicos para terminar los beneficios públicos. La fecha límite para presentar comentarios es el 6 de mayo. Los comentarios pueden ser enviados a: dhsdeskofficer@omb.eop.gov y deben incluir “USCIS Information Collection Activity, OMB Control Number 1615-0116” en el título del correo electrónico.

Chirla está abriendo clínicas legales para consultas para los adultos mayores; los martes, jueves y sábados a partir del 2 de mayo a las 8 de la mañana. No se necesitan citas, y a nadie se le niega el servicio por falta de fondos. Se recomienda llega temprano ya que solo se atienden a 20 personas por día. Los primeros en llegar aseguran ser atendidos ese día.

La inmigrante peruana Vilma Valdarrago de 80 años quien se hizo ciudadana estadounidense hace un año, llamó a los adultos mayores que califican para la naturalización a no tener miedo. “No es nada imposible. Yo casi no veo bien. No memorizo, pero lo logré; y ahora estoy ayudando a mi esposo de 91 años a hacerse ciudadano”, afirma.

Myrna Esther Chávez siempre ha tenido el sueño de ser ciudadana de EE UU para poder votar. (Araceli Martínez/La Opinión).

Falta de información

La abogada Aguayo de CHIRLA sostiene que muchos adultos mayores no se convierten en ciudadanos pudiendo hacerlo por falta de información. Creo que no todos saben que cuando tienen cierta edad con cierto número de años de residencia, ya pueden tener su entrevista en español.

“La ciudadanía lo ven como algo muy difícil, pero quiero decirles que las personas de 50 años con 20 años de residencia, los que tienen 55 años de edad con 15 años de residencia, y los de 65 años de edad con 20 años de residencia, pueden hacer el examen en español. Incluso el tercer grupo estudian solo 20 preguntas en lugar de 100”, precisa.

Indica que muchos adultos mayores quieren hacerse ciudadanos para irse a sus países a retirarse y recibir allá su seguro social. “Anímense a venir a CHIRLA a una consulta para que se hagan ciudadanos sin tener que pagar”.