Cómo proteger a tus hijos de productos venenosos en la casa

Cómo proteger a tus hijos de productos venenosos en la casa

De las más de 2 millones de llamadas a los centros de control de intoxicaciones en Estados Unidos en 2017, el 45% fueron relacionadas con niños menores de 6 años, según los últimos datos de la Asociación Estadounidense de Centros de Control de Envenenamientos (American Association of Poison Control Centers, AAPCC).

Eso no es una sorpresa, dice Carl Baum, PhD, profesor de pediatría y medicina de emergencia en la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale. Los niños pequeños pueden moverse solos alrededor de la edad de 1 año, y desarrollan suficiente destreza de sus dedos para agarrar todo tipo de artículos en en su casa.

Eso aumenta el riesgo de que ingieran cosas potencialmente dañinas en el hogar. “La gran mayoría de las exposiciones que vemos son niños que recogen objetos pequeños y se los meten a la boca”, dice Baum.

Estos son los venenos domésticos más peligrosos para los niños menores de 6 años, y te decimos lo que debes hacer para mantener a los pequeños a salvo. (Los niños mayores tienen un riesgo un poco menor, pero sus padres también deberían prestar atención a estos consejos).

Productos a base de alcohol

Las bebidas alcohólicas que se dejan fuera pueden antojárseles a los pequeños. Pero los productos domésticos que contienen etanol, incluidos algunos desinfectantes para las manos, enjuagues bucales y perfumes o colonias, son una fuente más probable de exposición al alcohol para los niños pequeños.

De hecho, los cosméticos y otros productos de cuidado personal fueron las exposiciones más comunes reportadas a los centros de control de envenenamientos entre los niños menores de 6 años en 2017.

Algunos productos sorprendentes, como el extracto de vainilla, también son a base de alcohol.

La cantidad que hará que un niño se enferme depende de la concentración del alcohol y del tamaño del niño, pero solo 2 onzas de vino pueden resultar en un nivel peligroso de alcohol en la sangre de un niño de 25 libras. El alcohol puede causar vómito, somnolencia, confusión y, en casos graves, paros respiratorios y la muerte.

Protege y previene: Mantén las bebidas alcohólicas y cualquier otro producto que contenga alcohol completamente fuera del alcance de los niños. Podrías suponer que el mostrador de la cocina o el baño es un lugar seguro, pero no lo es. Incluso los niños muy pequeños pueden usar una silla para treparse en los mostradores.

Productos de limpieza para el hogar

Los productos de limpieza para la casa, como el cloro, el destapador de drenaje y los aerosoles de vidrio, en total representaron el 11% de las llamadas a los centros de control de envenenamientos para niños menores de 6 años en 2017. Aunque depende de la sustancia en particular, a menudo causan vómitos y dolor abdominal si se ingieren.

Protege y previene: Almacena los productos para limpiar en un lugar alto y fuera del alcance de los niños. Mantén siempre los productos de limpieza en sus botellas originales; es posible que un contenedor diferente no tenga las mismas características de seguridad, como una boquilla de rociado con auto cierre (on/off nozzle), que no detendrá a los niños mayores, pero puede frustrar a los niños más pequeños.

También considera optar por productos más ecológicos, como los que llevan el logotipo Safer Choice de la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency, EPA). Los científicos de la EPA evalúan estos productos para detectar posibles peligros para la salud y el medio ambiente.

Opioides y otros medicamentos peligrosos

La ingestión accidental de medicamentos recetados, que incluyen sedantes, estimulantes y los opioides más comunes, como la hidrocodona (Vicodin), la oxicodona (Percocet) y la buprenorfina (Suboxone), envía aproximadamente a 60,000 niños menores de 5 años a las salas de emergencia cada año en los Estados Unidos según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Los medicamentos y suplementos de venta libre también pueden ser peligrosos para los niños pequeños. Los suplementos de hierro para adultos pueden causar diarrea con sangre o vómitos en menos de una hora. Una sola dosis alta de acetaminofeno (la cantidad depende de la altura, el peso y la edad del niño) puede causar daño hepático.

Protege y previene: Guarda los medicamentos donde los niños no puedan alcanzarlos, preferiblemente guardados en un lugar con llave. Asegúrate de que los recipientes de medicamentos, incluidos los que son resistentes a los niños, siempre estén completamente cerrados después de su uso.

Mantén los medicamentos en sus envases originales cuando viajes; los organizadores de pastillas diarias no son necesariamente resistentes a los niños. Pide a los visitantes que guarden bien los medicamentos que traen a tu casa.

Desecha los sedantes, estimulantes y opiáceos no utilizados o vencidos de manera adecuada llevándolos a una farmacia u hospital, o mezclándolos con posos de café o arena para gatos en una bolsa de plástico sellada y tíralos. Echa los opioides no utilizados en el inodoro.

Baterías de tipo botón

La ingestión de objetos extraños representó solo alrededor del 6% de todas las llamadas al los centros de control de envenenamientos para niños menores de 6 años en 2017. Pero entre esos objetos, se encuentran las pequeñas pilas de botón (button batteries), que son especialmente preocupantes. A menudo estas pilas se usan en aparatos auditivos, relojes e incluso algunos juguetes, y esto es especialmente preocupante. Según la organización sin fines de lucro Safe Kids Worldwide, más de 2,800 niños por año en los Estados Unidos reciben tratamiento en las salas de emergencias después de tragarse estas baterías del tamaño de una moneda de 5 centavos.

“Las pilas de botón pueden ser mortales para cualquiera que se las trague”, dice Bruce Ruck, Pharm.D., Director gerente del Sistema de Información y Educación sobre Venenos de Nueva Jersey. Pueden alojarse en la garganta de un niño, lo que representa un peligro de asfixia. Y si los productos químicos del interior de las baterías se escapan, pueden dañar el esófago y causar sangrado y otras lesiones en los tejidos.

Los niños que tienen una pila de botón atascada en el esófago pueden perder el apetito, vomitar o experimentar náuseas, tos, sibilancias o fiebre.

Protege y previene: Es importante saber qué productos para el hogar contienen pilas de botón. Asegúrate de que puedan abrirse solo con un destornillador o de que estén bien aseguradas. (La cinta adhesiva o aislante puede ayudar pero no disuade por completo a un niño curioso).

Guarda las baterías no utilizadas donde los niños no puedan acceder a ellas y desecha las baterías usadas de inmediato. No coloques pilas nuevas en un producto delante de los niños. Si tu hijo usa un aparato auditivo, compra uno que tenga un compartimento para baterías resistente a los niños.

Las cápsulas de detergente de lavandería

Los niños pequeños pueden tratar de comer estas pequeñas cápsulas de colores brillantes, que están llenas de detergente altamente concentrado para lavar ropa. “Para un niño pequeño, se parecen a los dulces”, dice Baum.

Las cápsulas suaves recubiertas de plástico pueden causar vómito y problemas respiratorios si se las tragan y quemaduras químicas, si a los niños pequeños les entra el líquido en los ojos.

Las llamadas a los centros de envenenamiento sobre estas cápsulas de detergente parecen estar en declive desde que entraron en vigencia estándares de seguridad más rigurosos a finales de 2015. (Hubo 10,883 informes de niños pequeños expuestos a las cápsulas de detergente en 2017 y 9,445 exposiciones en 2018.)

Pero siguen siendo un problema importante, dicen los expertos. A fines de febrero de este año, los centros de envenenamiento de Estados Unidos ya habían recibido 1,326 llamadas sobre ellos.

Protege y previene: CR recomienda que las familias con niños menores de 6 años eviten las cápsulas de lavandería por completo, y no están incluidas en nuestra lista de detergentes recomendados. Si los usas, mantén cerrados los contenedores de lass cápsulas y guárdalos en un lugar alto y fuera del alcance de los niños.

Cigarrillos electrónicos

La nicotina líquida en los cigarrillos electrónicos puede causar náuseas y vómitos en los niños que se la tragan, de acuerdo con la AAPCC.

Y la cantidad de niños pequeños que consiguen alcanzar los cigarrillos electrónicos está en aumento. Un estudio de 2016 en la revista médica Pediatrics encontró que en enero de 2012 había 14 informes de niños menores de 6 años expuestos a cigarrillos electrónicos. En abril de 2015 el número era 223.

La mayor amenaza, según Ruck, son los contenedores de nicotina líquida que se utilizan para rellenar los cigarrillos electrónicos.

Los padres pueden dejar inadvertidamente los contenedores usados, que a menudo no son resistentes a los niños, donde los niños pueden alcanzarlos a pesar de que aún pueden contener líquido de nicotina residual. Y algunos de los sabores, como el chicle, atraen a los niños.

Protege y previene: Mantén los cigarrillos electrónicos y la nicotina líquida bajo llave y fuera del alcance de los niños. Nunca rellenes los cigarrillos electrónicos delante de ellos. Desecha los recipientes vacíos de nicotina en un recipiente al que los niños no puedan acceder.

Si tu hijo ingiere un veneno doméstico

Si sabes o sospechas que un niño (o adulto) ha consumido un posible veneno, llama al 911 inmediatamente si se ha desplomado, está inconsciente, no puede ser despertado o está sangrando, dice Ruck.

Haz lo mismo si crees que están involucrados opioides u otros medicamentos recetados potentes o pilas de botón, incluso si no hay síntomas visibles. (En el caso de la medicación, toma el contenedor del medicamento y las píldoras restantes, si es posible, para mostrar al personal de emergencia).

Si no estás seguro de a qué ha estado expuesto tu hijo y no observas síntomas, llama al centro local de control de intoxicaciones al 800-222-1222 (disponible las 24 horas del día). El personal allí puede ayudarte a determinar si tu situación es una emergencia y guiarte a través del tratamiento de tu hijo. O prueba esta nueva herramienta en línea.No intentes inducir el vómito o neutralizar un veneno usando vinagre u otra sustancia a menos que un miembro del personal de control de envenenamiento te indique que lo hagas.

Inscríbete para recibir Lo último – nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.

Consumer Reports is an independent, nonprofit organization that works side by side with consumers to create a fairer, safer, and healthier world. CR does not endorse products or services, and does not accept advertising. Copyright © 2019, Consumer Reports, Inc.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2018, Consumer Reports, Inc.