Prótesis de hombro: ¿Cuál es el tratamiento post-operatorio?

Si se le da el cuidado apropiado, una prótesis de hombro puede durar 25 años

Prótesis de hombro: ¿Cuál es el tratamiento post-operatorio?
Foto: shutterstock.com

El dolor de hombro es uno de los más comunes y frecuentes con el pasar de los años. Dependiendo del deterioro que tenga esta articulación, en ocasiones se vuelve necesario sustituirla por una prótesis.

La artroplastia del hombro es una intervención de bajo riesgo donde se cambian los componentes del hombro por una pieza de plástico y metal. Esto permite mejorar la movilidad y elimina el dolor. Si te sometiste a esta cirugía o lo estás considerando, seguramente te será útil saber cómo será el post-operatorio.

Tiempo de recuperación

Después de la cirugía, normalmente transcurren pocos días hasta que el doctor da el alta médica. El tiempo puede variar entre un mínimo de 24 horas y un máximo de 7 días, que dependerá de la evolución del paciente y el dolor que pueda padecer.

Rehabilitación

Para comenzar la rehabilitación del hombro, el cirujano o fisioterapeuta te enseñaran ejercicios leves para realizar en casa que iniciaran la movilidad de la articulación. En este caso, la mayoría de las veces se optan por movimientos pendulares con el brazo colgando, lo cual no significa un gran esfuerzo para la prótesis.

A partir de la cuarta o sexta semana se comienza la rehabilitación más compleja. Se trata de ejercicios que requieren de mayor esfuerzo, se incorporan cargas y movimientos rotatorios. La idea es dotar al hombro de mayor movilidad y fuerza muscular.

Cuidados adicionales

Durante los primeros 10 días será necesario usar un cabestrillo, esto facilitará que la prótesis recién colocada se mantenga en su lugar. Asimismo, es necesario descansar el hombro ocasionalmente en una almohada o paño.

Se debe evitar dormir sobre el hombro operado, sobreexigirle movilidad a la prótesis por encima de la cabeza, o sostener cargas muy pesadas; para asegurarnos de que la operación tenga éxito y no sea necesario sustituir la prótesis por rotura o daño de las piezas.

El post-operatorio de esta intervención es un proceso que no suele tener inconvenientes. Sin embargo, si presentas fiebre, dolores que no cesan con los analgésicos, enrojecimiento o infección de la herida, es recomendable que asistas a un especialista.