Los suplementos de calcio pueden aumentar el riesgo de pólipos en el colon

Los suplementos de calcio pueden aumentar el riesgo de pólipos en el colon

Los suplementos de calcio pueden estar relacionados con el desarrollo de pólipos en el colon, estos son pequeños crecimientos benignos que podrían convertirse en cáncer, según un nuevo estudio.

Ha existido cierta creencia de que el calcio desempeñaba un papel en la prevención del cáncer colorrectal, lo que ha hecho que sea el tema de muchos estudios. Si bien algunos estudios demostraron que los suplementos de calcio pueden reducir el riesgo de cáncer colorrectal, otros sugirieron que no tienen beneficios.

“Este fue un hallazgo inesperado”, dijo el autor principal del estudio, Seth D. Crockett, MD, MPH, epidemiólogo de la Escuela de Medicina de la Universidad de North Carolina. “Lo que esperábamos ver era un efecto de protección o ningún efecto… Así que nos sorprendió ver lo contrario”.

El estudio se publicó el jueves en la revista médica Gut.

La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio, y los dos nutrientes a menudo se toman juntos en forma de suplemento, en muchos casos para  ayudar a fortalecer los huesos. Así que el estudio analizó ambos, y los autores notaron que cerca del 40% de los estadounidenses toman suplementos de calcio y vitamina D.

Para las personas que únicamente toman calcio, el riesgo de desarrollar pólipos fue 2.6 veces mayor; los que tomaron calcio y vitamina D juntos tuvieron un riesgo 3.8 veces mayor.

Sin embargo, tomar un suplemento de vitamina D solo, no aumentó el riesgo de pólipos, ni lo hizo tampoco obtener el calcio de los alimentos.

Esto es lo que sabemos sobre los efectos en la salud de los suplementos de calcio y cómo reducir las probabilidades de desarrollar cáncer colorrectal con algunos cambios simples en el estilo de vida.

La conexión entre las píldoras y los pólipos

Los 2,058 adultos en el estudio tenían antecedentes de pólipos en el colon y su edad oscilaba entre los 45 y 75 años. En lugar de centrarse en los pólipos adenomatosos, uno de los tipos más comunes, los investigadores optaron por examinar los pólipos serrados menos comunes, que son un tipo que se reconoció más recientemente y que se ha estudiado menos.

Los investigadores asignaron aleatoriamente a los participantes para tomar uno de los siguientes durante 3 a 5 años: 1,200 mg de calcio, 1,000 mg de vitamina D, calcio y vitamina D, o un placebo. 

Después de esta fase inicial de “tratamiento” de 3 ó 5 años del estudio, las colonoscopias no revelaron nada importante: parecía que no había diferencias importantes en el riesgo de pólipos en ninguno de los 4 grupos.

Pero después de analizar los resultados de las colonoscopias que se realizaron en más de 1,000 participantes 3 a 5 años más tarde (después de que dejaron de tomar los suplementos) los investigadores notaron el sorprendente aumento en el riesgo de pólipos serrados en los dos grupos que tomaron suplementos de calcio. Fue especialmente evidente en mujeres y en fumadores. Los autores señalaron que las mujeres son quienes más consumen suplementos de calcio.

Una dosis de perspectiva

Si bien estos resultados son preocupantes, hay algunas cosas que el estudio no muestra. Por un lado, no prueba que los suplementos de calcio aumenten el riesgo de desarrollar pólipos serrados; en su lugar,  los investigadores señalaron que simplemente encontraron una correlación entre los dos.

Tampoco sugiere que los suplementos de calcio aumenten las posibilidades de contraer el cáncer de colon. “Si bien los pólipos tienen el potencial de convertirse en cáncer”, dijo Crockett, “la mayoría de las veces no es así”.

Crockett dijo que aún no está claro cómo se involucra el calcio en la formación de pólipos en el cuerpo. Y, dado que el estudio no encontró un mayor riesgo de pólipos serrados ocasionado por el calcio de los alimentos, se necesitan más investigaciones para detectar estos mecanismos biológicos complicados.

“En términos generales, el diseño del estudio es sólido, y los hallazgos deben tomarse en serio”, dijo Edward Giovannucci, MD, PhD, investigador y profesor de nutrición y epidemiología de la Harvard T.H. Chan School of Public Health , que no participó en el estudio. “Pero creo que aún se debe trabajar más antes de que nos preocupemos del calcio como un riesgo de cáncer colorrectal”. Aun así, dijo, “puede haber subgrupos en los que necesitamos tener más cautela”.

Se sabe que los fumadores, por ejemplo, están en mayor riesgo.

Además, el estudio solo examinó a las personas que ya tenían antecedentes de pólipos, por lo que no dice nada sobre el riesgo de quienes toman estos suplementos que nunca los han padecido.

“No creo que queramos alarmar a las personas”, dijo Crockett, “pero sí creo que esto podría ser una parte importante de las discusiones de los médicos sobre los beneficios y los riesgos potenciales de los suplementos de calcio”.

Andrea Wong, PhD, vicepresidente de asuntos científicos y regulatorios del Consejo para la Nutrición Responsable (CRN por sus siglas en inglés), Un grupo comercial del sector que representa a los fabricantes de suplementos, instó a una interpretación cautelosa de este nuevo estudio.

“El CRN está sorprendido por los resultados de este nuevo estudio, ya que las investigaciones anteriores han indicado que los suplementos de calcio pueden tener un efecto de protección contra los pólipos colorrectales”, dijo Wong en un comunicado. “…Hasta que se realicen más investigaciones, pedimos a la comunidad médica y a los consumidores que tengan cautela al descartar fortuitamente el valor de los suplementos de calcio”.

¿Necesitas suplementos de calcio?

Crockett dijo que aún no está claro cómo se involucra el calcio en la formación de pólipos en el cuerpo. Y, dado que el estudio no encontró un mayor riesgo de pólipos serrados ocasionado por el calcio de los alimentos, se necesitan más investigaciones para detectar estos mecanismos biológicos complicados.

“En términos generales, el diseño del estudio es sólido, y los hallazgos deben tomarse en serio”, dijo Edward Giovannucci, MD, PhD, investigador y profesor de nutrición y epidemiología de la Harvard T.H. Chan School of Public Health , que no participó en el estudio. “Pero creo que aún se debe trabajar más antes de que nos preocupemos del calcio como un riesgo de cáncer colorrectal”. Aun así, dijo, “puede haber subgrupos en los que necesitamos tener más cautela”.

Se sabe que los fumadores, por ejemplo, están en mayor riesgo.

Además, el estudio solo examinó a las personas que ya tenían antecedentes de pólipos, por lo que no dice nada sobre el riesgo de quienes toman estos suplementos que nunca los han padecido.

“No creo que queramos alarmar a las personas”, dijo Crockett, “pero sí creo que esto podría ser una parte importante de las discusiones de los médicos sobre los beneficios y los riesgos potenciales de los suplementos de calcio”.

Andrea Wong, PhD, vicepresidente de asuntos científicos y regulatorios del Consejo para la Nutrición Responsable (CRN por sus siglas en inglés), Un grupo comercial del sector que representa a los fabricantes de suplementos, instó a una interpretación cautelosa de este nuevo estudio.

“El CRN está sorprendido por los resultados de este nuevo estudio, ya que las investigaciones anteriores han indicado que los suplementos de calcio pueden tener un efecto de protección contra los pólipos colorrectales”, dijo Wong en un comunicado. “…Hasta que se realicen más investigaciones, pedimos a la comunidad médica y a los consumidores que tengan cautela al descartar fortuitamente el valor de los suplementos de calcio”.

¿Necesitas suplementos de calcio?

Un análisis reciente de 33 estudios con más de 50,000 adultos mayores de 50 años encontró que el riesgo de fracturas fue similar entre los que tomaron calcio, vitamina D, o una combinación de ambos, como en los que no tomaron estos suplementos. Estos hallazgos reforzaron los resultados de una revisión de 2015 de aproximadamente 5 docenas de ensayos controlados aleatorios publicados en el British Medical Journal, en los cuales se encontró que tomar pastillas de calcio cada día aumenta la densidad ósea en las personas mayores de 50 años en solo 1 o 2%.

“Eso no es suficiente para prevenir las fracturas”, dijo el asesor médico en jefe de Consumer Reports, Marvin M. Lipman, MD. “Y no justifica los riesgos de los efectos secundarios asociados con estos suplementos, que incluyen una mayor probabilidad de estreñimiento, enfermedad cardíaca, cálculos renales y problemas gastrointestinales”.

Además, Consumer Reports aconseja precaución cuando tomes suplementos en general porque están poco regulados, y algunos incluso pueden contener ingredientes no revelados o pueden interactuar (a veces de manera peligrosa) con otros medicamentos. Por ejemplo, los suplementos de calcio nunca se deben combinar con ciertos tipos de antiácidos, antibióticos, medicamentos anticonvulsivos, diuréticos y medicamentos para la osteoporosis, así como con medicamentos para la presión arterial.

“Debes consultar siempre con tu médico antes de tomar cualquier tipo de suplemento, independientemente de lo inofensivo que creas que es”, dijo Lipman.

Cómo reducir el riesgo de cáncer colorrectal

A pesar de que el cáncer colorrectal es el tercer cáncer de diagnóstico más frecuente (después del cáncer de pulmón y de mama), los estudios han demostrado que los cambios en el estilo de vida  pueden ser un factor de protección. Aquí hay algunas formas que la ciencia respalda para ayudar a mitigar tu riesgo:

Come granos enteros. El verano pasado, un nuevo informe del American Institute for Cancer Research (AICR) y del World Cancer Research Fund (WCRF)  mostró que comer aproximadamente 3 porciones de granos integrales por día puede reducir el riesgo de cáncer colorrectal en un 17%. (Puedes obtener 3 porciones de una taza de cereal listo para comer, una rebanada de pan y ½ taza de arroz o pasta cocidos, por ejemplo).

La clave no solo está en la fibra, sino en una rica mezcla de nutrientes, minerales y otros compuestos que se encuentran en los alimentos con alto contenido de fibra, como los cereales integrales, las frutas y los vegetales, según los expertos, por lo que es inteligente comer una dieta alta en frutas y vegetales ricas en fibra.

Reduce el consumo de alcohol, tabaco, carne procesada y carne roja.
Beber más de 30 gramos de alcohol por día (el equivalente a aproximadamente 2 copas de vino, o 2 cócteles o 2 cervezas), aumenta el riesgo de cáncer colorrectal, según el informe de AICR/WCRF. Así que si bebes, deberías hacerlo moderadamente.

Lo mismo ocurre para los fumadores, comentaron los autores del estudio más reciente. “Lo mejor que pueden hacer los fumadores es dejar de fumar”, dijo Giovannucci, profesor de nutrición y epidemiología en Harvard.

La carne procesada (como el tocino, los embutidos y las salchichas) y la carne roja (como la carne de res y cerdo) también pueden incrementar tu riesgo. Por ejemplo, cada porción de carne procesada de 1.8 onzas por día puede aumentar el riesgo de cáncer de colon hasta en un 16%.

Ejercítate con regularidad. De acuerdo con el informe de AICR/WCRF, el sobrepeso aumenta el riesgo de cáncer de colon y todos los tipos de actividad física, incluso caminar, pueden reducir tu riesgo. Por ejemplo, los estudios han encontrado que las personas que son más activas tienen un 20% menos de probabilidades de desarrollar cáncer de colon (pero no rectal) que las que son menos activas.

Hazte examinar. El cáncer colorrectal se ha descrito como un “asesino silencioso”, ya que se desarrolla lentamente durante 10 a 15 años con pocos o ningún síntoma. Pero, si se pueden detectar y eliminar los pólipos del revestimiento del intestino grueso o el recto antes de que se conviertan en cáncer, es posible reducir drásticamente tu riesgo de desarrollar la enfermedad.

Los expertos recomiendan que te hagas una colonoscopia cada 5 a 10 años a partir de los 50 años. Si tu riesgo de desarrollar la enfermedad ya es alto, por ejemplo, si tienes un padre o un hermano con cáncer colorrectal, los expertos recomiendan que la primera colonoscopia sea a partir de los 40 años y te realices una prueba de detección con más frecuencia. Habla con tu médico sobre el mejor plan de detección para ti.

Consumer Reports is an independent, nonprofit organization that works side by side with consumers to create a fairer, safer, and healthier world. CR does not endorse products or services, and does not accept advertising. Copyright © 2019, Consumer Reports, Inc.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2018, Consumer Reports, Inc.