Empleados de McDonald’s quieren sindicalizarse

Trabajadores del conocido restaurante de comida rápida protestaron y pidieron respeto a sus derechos
Empleados de McDonald’s quieren sindicalizarse
Trabajadores protestan frente al restaurante localizado en el 1311 W. Washington en Los Ángeles. (Jacqueline García)
Foto: Jacqueline Garcia

Decenas de trabajadores de la cadena de comida rápida McDonald’s se plantaron frente a una de las franquicias de Los Ángeles el martes para abogar por sus derechos.

Entre cantos y frases de protesta los trabajadores rodearon el McDonald’s, localizado en el 1311 W. Washington en Los Ángeles, mientras pedían respeto a su trabajo, a sus horarios y la opción a pertenecer a un sindicato.

Bartolomé Pérez, empleado de McDonald’s por 26 años y portavoz del grupo de protestantes, dijo que están demandando que se respeten los derechos laborales, sobre todo en esa franquicia sobre el bulevar Washington.

“Lo que pasa es que los días de enfermedad, a los cuales tenemos derecho, se los están dando [a los empleados] pero les cambian los horarios después para reponer las horas”, dijo Pérez quien trabaja en un McDonald’s del área de Crenshaw al sur de Los Ángeles. “Aparte tienen favoritismo porque [los supervisores] ponen a sus amigos a trabajar en sus horarios que deciden y quitan a los que tratamos de organizarnos”.

La protesta fue organizada por el movimiento Fight for $15 que está compuesto por trabajadores y líderes dispuestos a levantar sus voces para hacer que se respeten sus derechos.

Otra trabajadora que apoyó la protesta fue Rosa Ángela, quien trabaja en un McDonald’s de Montebello. Ella contó que ha laborado para McDonald’s por 15 años y durante ese tiempo ha enfrentado gritos, cambio de horarios sin previo aviso y malos tratos.

Rosa Ángela (c) lucha por cambios positivos en franquicias de McDonald’s. (Jacqueline García)

“A mi no me querían pagar mis días de enfermedad y me cambiaban mis horarios, incluso cuando estaba con mis hijos me llamaban y me tenía que ir”, dijo Ángela, quien es madre de tres menores. “Cuando me tocaba hacer limpieza no me daban los productos necesarios”.

Fue tras una protesta que realizaron alrededor de 200 trabajadores afuera de la franquicia donde trabajaba Ángela, que el empleador decidió pagarles todos los salarios de días de enfermedad.

Pérez dijo que hace seis años él también enfrentó el robo de salarios, pero él no corrió con la misma suerte.

“Una franquicia por 20 años me hizo robo de salario y lamentablemente la corporación lo que hizo fue quitarle la franquicia al dueño y pasarla a otro dueño para que no nos pagara a nosotros”, dijo Pérez. “Eso no es justo, nosotros somos los pobres, nosotros somos los trabajadores y ellos no deben jugar con la ley de esa manera”.

Organizadores del grupo Fight for $15 recalcan que los trabajadores mal pagados enfrentan más problemas para enfrentar el diario vivir. Les cuesta pagar sus cuentas y poner comida en la mesa.

Ellos acusan a McDonald’s de sugerirles que vayan a pedir cupones de alimentos y ayuda del gobierno.

“Los trabajadores son los líderes en este movimiento y se han dado cuenta que cuando se unen pueden lograr increíbles resultados”, dijo una representante de Fight for $15 en anonimato. “Los trabajadores están viendo que tan poderosos son cuando se unen y se dan cuenta que por eso es muy importante tener derechos que ofrece un sindicato”.

El movimiento internacional Fight for $15 ha logrado que trabajadores en restaurantes de comida rápida de estados como Illinois y New Jersey les hayan aprobado los $15 de salario mínimo. Ahora están luchando por ganar en estados como Connecticut, Pennsylvania, Hawái y Maryland.

La Opinión pidió un comentario a McDonald’s referente a las acusaciones, pero hasta el cierre de este artículo no ha habido respuesta.