Mujeres se informan sobre trabajos en el área de la contrucción

Metro ofrece feria informativa sobre estos empleos

Mujeres de diferentes edades y etnias participaron en la feria informativa para trabajos de construcción. (Jacqueline García)
Mujeres de diferentes edades y etnias participaron en la feria informativa para trabajos de construcción. (Jacqueline García)
Foto: La Opinion

Decenas de mujeres interesadas en incorporarse en el sector de la construcción, que usualmente es dirigida a los hombres, llegaron el último viernes a Union Station a participar en una serie de talleres informativos para solicitar empleos en este campo.

Esto fue parte de la “Feria para mujeres interesadas en trabajos de construcción” auspiciada Women Build Metro LA (WBMLA), un grupo que se estableció para apoyar el cumplimiento del Acuerdo Laboral de Proyectos de Metro y la Política en Carreras en este sector.

En los talleres, las mujeres —de diferentes edades y etnias— aprendieron también acerca de sus opciones de empleo en carpintería, electricidad, plomería, soldadura, pintura y más.

Audrey Morales, de 33 años de edad, llegó en busca de información y dijo que es muy probable que pronto pase a formar parte del 3% de mujeres que trabajan en la construcción.

“Me llama la atención la estabilidad, los beneficios y los horarios porque entran bien temprano y terminan temprano… [Además] existe la posibilidad de hacer horas extras y al final del día el cheque que pagan es muy bueno”, añadió.

Aseguró que los trabajos de construcción no la intimidan ya que de por sí varios de estos trabajos los hace en casa —aunque en menor cantidad.

Audrey Morales (centro) visitó las mesas informativas para ver cual carrera llama su atención. (Jacqueline García)

“Todavía no me decido por alguna carrera pero me llama la atención la construcción, como lo que están haciendo en Metro”, añadió.

A unos pies de distancia estaba Diana Lara, de 18 años, quien llegó con un grupo de su escuela, ubicada en San Pedro, para ver si esto es algo en lo que ella estaría interesada.

“La construcción es un trabajo que no he hecho antes y me llama la atención el sector de la pintura”, explicó la joven, quien dijo preferir esta opción a una carrera universitaria de cuatro años.

Madre e hija en el campo

Jacquelyn Dupont-Walker, miembro de la junta directiva de Metro Los Ángeles, dijo que no hay suficientes mujeres en la entidad y que por eso buscan asociarse con los sindicatos y entrenadores de estas carreras para proveer esta valiosa información.

“Estos no solo son trabajos, son carreras que las llevan a aprender y comenzar ganando $30 la hora”, indicó.

Dupont-Walker agregó que “mediante este evento permitimos que las mujeres conozcan las carreras y traemos a representantes de diferentes trabajos para que vean cuáles les interesan”.

Entre las panelistas figuraron Kat Norve y su hija Génesis Norve, quienes contaron lo bien que les ha ido en la construcción.

Norve, de 42 años, dijo que la idea de comenzar a trabajar en un campo poco usual para las mujeres no le asustó.

Su expareja trabajaba en esa área y ella conocía un poco de ese trabajo.

Hace unos 10 años se separaron y se quedó sola con sus cuatro hijos.

“Yo necesitaba una carrera que me ayudara a mantenerme a mí y a mis hijos… Escuché de un programa de construcción y me involucré” dijo la residente de La Habra.

 

Kat y su hija Genesis Norve ambas trabajan en la construcción. (Jacqueline García)

Ya han pasado siete años desde que comenzó y dijo que no se arrepiente pese a tener horarios largos y a veces cansados. No obstante, sus ingresos de más de 100,000 dólares al año le permiten darle una vida digna a sus hijos.

Su hija Génesis, de 20 años, contó que al graduarse de la secundaría sabía que no estaba interesada en la universidad.

Así que después de hablar con su mamá, optó por unirse al trabajo de construcción, en el que ya lleva laborando cuatro meses.

“Me gusta mucho lo que hago y puedo abrirme puertas para mi misma. Tengo muchas oportunidades como aprender a supervisar entrenamientos de seguridad, pruebas de gases y hasta ser inspectora”, dijo la joven.

El grupo WBMLA está integrado por mujeres y hombres que trabajan en construcción, por defensores de la comunidad y personas que toman decisiones en los sectores público y privado.

Aunque Metro no contrata directamente a los trabajadores para los proyectos de construcción, sus contratistas principales tienen que cumplir con este requerimiento.