Inspirador: Inmigrante hispana cumple su sueño universitario y se gradúa con su hija

Sandra Murillo llegó a EEUU solo con 1,000 dólares. Estaba peleando por la custodia de su hija y no sabía inglés
Inspirador: Inmigrante hispana cumple su sueño universitario y se gradúa con su hija
Sandra Murillo y su hija Katherine se graduaron el mismo día.
Foto: Fotograma video Universidad William Paterson

Sandra Murillo dejó su Colombia natal en 1996, después de separarse de su entonces marido. Murillo viajó hasta Estados Unidos con 1,000 dólares en el bolsillo y con las ganas de empezar una nueva vida. Pero tuvo que dejar a su hija de dos años junto con el padre de la menor, en el país sudamericano.

Mientras luchaba por la custodia de su hija desde EEUU, Sandra Murillo -que no hablaba inglés cuando llegó- empezó a ir a clases para aprender el idioma. Aunque le costaba mucho, no se rindió y empezó a estudiar también programa de preparación en atención como asistente médico. Además, mientras estudiaba, Murillo también trabajó en múltiples lugares. Su objetivo, aparte de conseguir un título universitario, era tener cerca a su pequeña.

En 2006, uno de sus deseos se cumplió. Antes de cumplir los 12 años, su hija Katherine López Murillo llegó a Estados Unidos y madre e hija se mudaron a Nueva Jersey para empezar una nueva vida. Sandra siguió trabajando y estudiando al mismo tiempo que cuidaba de Katherine.

La colombiana cursaba un grado asociado en un colegio comunitario mientras su hija iba a la secundaria. En 2016 la mujer empezó sus estudios universitarios en la Universidad William Paterson.

A pesar de lo importante que para Sandra eran los estudios, su hija no quiso continuar con la formación superior. Trabajaba en el sector de la cosmética y creía haber encontrado ahí su futuro.

Sin embargo, pronto la valentía y la determinación de su madre terminaron animando a Katherine a ponerse también las pilas con los estudios universitarios. “Cuando mi mamá se inscribió, pensé: De acuerdo, si ella lo está haciendo, yo también tengo que hacerlo” – dijo la joven en un video la propia universidad.

Madre e hija (ambas inmigrantes) finalmente se graduaron este mes de mayo. Sandra, de 46 años, es ahora licenciada en salud pública. Katherine, de 25, se graduó en criminología.

“Le agradezco a Dios todos los días por darme la fuerza y por darme a esta maravillosa hija que estuvo conmigo durante los momentos difíciles, y por hacer que esto sea más especial porque se está graduando conmigo” – dijo la madre a la universidad.