Amazon pretende hacer que trabajar con ellos sea como estar en un videojuego

Esta nueva técnica para aumentar la productividad pretende hacer divertido las tareas
Amazon pretende hacer que trabajar con ellos sea como estar en un videojuego
Algunos piensan que esta táctica sería efectiva en un principio, pero podría volverse contraproducente después.
Foto: JOHANNES EISELE/AFP/ / Getty Images

Trabajar en los almacenes de Amazon para enviar a cada domicilio todos los productos que se compran puede ser realmente agotador, pero la empresa de Jeff Bezos tiene una nueva táctica que pretende hacer la labor de los empleados más llevadera y productiva: convertir el trabajo en un videojuego.

Tal y como lo leíste, Amazon ya ha comenzado a instalar pantallas junto a las estaciones de los trabajadores en la que se transmiten juegos de video con nombres como PicksInSpace, Mission Racer, y CastleCrafter.

La idea es que, cada que el empleado haga alguna acción física –como empaquetar algún producto o mover paquetes a un sitio determinado– también tendría un cierto avance en el juego.

Por lo tanto, cuanto más rápido sea un trabajador empaquetando, más rápido se moverá su automóvil en la pista de carreras virtual del juego, por ejemplo.

Esta nueva modalidad de ‘videojuego’ tiene la intención de hacer que el trabajo sea menos tedioso, pero también de alentar una mayor productividad, ya que enfrentaría a los empleados unos contra otros para tener más puntos en el juego.

Cabe señalar que laborar con el videojuego es totalmente voluntario y por el momento esta modalidad de trabajo se está llevando a cabo en sólo cinco almacenes de los Estados Unidos y el Reino Unido.

Además, los gerentes recompensan a los trabajadores que logran más puntos en los juegos dándoles ‘swag bucks’, que son unas monedas de la empresa que los trabajadores únicamente pueden cambiar por mercadería de Amazon, como camisetas o botellas de agua.

Una nueva forma de motivar a los empleados

Esta curiosa forma de trabajo es conocida como ‘gamification’ y los expertos dicen que este tipo de juegos tienen efectos psicológicamente poderosos que ciertamente pueden hacer que las tareas rutinarias o aburridas parezcan más significativas y atractivas, además de que pueden modificar el desempeño de los empleados haciendo que cada vez se esfuercen más y más.

“Convertir el trabajo en un juego tiene mejores resultados con tareas aburridas. Cualquier cosa para reducir la monotonía, incluso la más pequeña monotonía, va a dar un golpe de felicidad a los empleados”, dijo Gabe Zichermann, experto de gamification al diario The Washington Post.

Sin embargo, si se presiona demasiado, se correría el riesgo de convertir el juego en otro tipo de trabajo, que podría estresar o deprimir todavía más a los empleados.

“La competencia sólo es divertida por un corto período de tiempo. Tan pronto como los trabajadores comienzan a tener un desempeño inferior al de sus colegas, (el juego) se vuelve menos divertido y en realidad puede ser contraproducente“, dijo la diseñadora de juegos, Jane McGonigal al Post.

Actualmente, Amazon emplea a más de 250,00 empleados tan sólo en sus almacenes de Estados Unidos, pero han surgido rumores de que las condiciones de trabajo ahí no son las ideales.

Por ejemplo, de acuerdo con una encuesta, se descubrió que el 74% de los empleados evitaban ir al baño por temor a no llegar a los objetivos de productividad que pedía la empresa.

Además, cada vez más, Amazon está introduciendo una mayor cantidad de robots para automatizar las labores en los almacenes, aunque la empresa dice que la posibilidad de automatizar completamente en esta área está a una década de distancia debido a las limitaciones tecnológicas que existen actualmente.

–También te puede interesar: ¿Cuáles son las 7 marcas más valiosas del mundo?