Conoce los síntomas de la enfermedad de Parkinson y sus factores de riesgo

El Parkinson es una enfermedad degenerativa que afecta al sistema nervioso de forma progresiva
Conoce los síntomas de la enfermedad de Parkinson y sus factores de riesgo
Foto: shutterstock

Esta enfermedad hace que los miembros del cuerpo pierdan el control, y algunos se vuelvan rígidos. De tal manera que la persona no puede tener el control de su propio cuerpo.

La enfermedad de Parkinson aparece de forma paulatina, y va avanzando de manera progresiva, ocasionando daños graduales en quien la padece.

Síntomas del Parkinson

Los síntomas se van dando de forma paulatina, y pueden agravarse cada vez más. Entre ellos están los siguientes:

  • Temblores: estos comienzan por lo general, en una de las extremidades, comúnmente, en los dedos o en la mano.
  • Rigidez muscular: la rigidez impide la capacidad de movimiento, y puede afectar cualquier parte del cuerpo. También puede presentar dolores.
  • Afecta la postura y el equilibrio: el Parkinson hace que te encorves, e incluso puedes perder el equilibrio.
  • Limitación de movimientos: Tus movimientos se verán limitados, te costará mucho moverte, y también afectará los movimientos reflejo y los automáticos. En este sentido, te costará parpadear o sonreír, e incluso mover los brazos al caminar.
  • Limitación en el habla: También afectará tu capacidad de hablar, haciendo que hables rápido o lento, o que no puedas articular bien las palabras.
  • Dificultad para escribir: Al tener limitaciones de movimiento, y debido a los temblores, será más difícil escribir.

Factores de riesgo

parkinson
Foto: Shutterstock

De acuerdo a mayoclinic.org, la enfermedad de Parkinson puede aparecer por los siguientes factores de riesgo:

La edad es el primer factor. Es más probable que las personas de edad avanzada tengan la enfermedad de Parkinson que los jóvenes, aunque también hay casos de que aparece en la mediana edad.

El factor genético también juega un papel muy importante. Si alguno de tus parientes ha padecido la enfermedad, es probable de que tú también la desarrolles en el futuro. Y las probabilidades incrementan si tienes varios parientes que tienen esta enfermedad.

Por otro lado, las mujeres corren menos riesgo de padecerla. En cambio, los hombres tienen un factor de riesgo mucho mayor. Por eso es importante acudir al médico con frecuencia para hacer análisis que descarte estos indicadores.

Si bien no hay una cura específica, sí existen tratamientos que contribuyen a controlar la enfermedad y a mejorar el estilo de vida de quienes la  padecen.