¿ICE podría detener a inmigrantes con “green card” y deportarlos por DUI?

Los Residentes Permanentes deben tener cuidado de cometer cualquier falta

ICE realiza operativos para detener a inmigrantes con récord de DUI.
ICE realiza operativos para detener a inmigrantes con récord de DUI.
Foto: ice.gov

Las más recientes redadas de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) están enfocadas a indocumentados que están en bases de datos del FBI, debido a que fueron detenidos manejando bajo la influencia del alcohol (DUI).

De hecho, el último operativo nacional permitió la detención de 1,191 inmigrantes bajo esa condición, indicaron las propias autoridades migratorias.

Esto abre la duda sobre el posible impacto de esas redadas contra inmigrantes con Residencia Permanente o “green card” que fueron detenidos por DUI, una falta que la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA, en inglés) considera como un elemento que afecta el carácter moral de una persona y se toma en consideración al momento de evaluar peticiones migratorias, según incluso el Manual de Políticas que siguen oficiales de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS).

Abogados indican que es posible que un portador de “green card” que haya sido arrestado por DUI sea detenido por ICE durante alguna de sus redadas, incluso ponerlo en proceso de deportación, aunque su caso no sería tan sencillo como un indocumentado, quien no tiene beneficio migratorio alguno.

La decisión de expulsión de un Residente Permanente con DUI será del juez que lleve el caso, que considerará varios elementos para revocar la “green card”, ordenar la salida del extranjero y prohibirle su regreso durante varios años. Un proceso extenso.

El abogado Ezequiel Hernández, quien colabora con Univision, señaló que un portador de “green card” no es deportable fácilmente, pero reconoce que con las actuales “órdenes ejecutivas de (Donald) Trump“, las autoridades pueden detenerlo.

El impacto del DUI no se suscribe solamente a una posible deportación, ya que ese récord considerado una falta menor puede ser evaluado como una falta mayor por oficiales migratorios, según su Manual, al considerarlo un “comportamiento dañino”, al momento de solicitar la naturalización.

“Los trastornos por consumo de alcohol se tratan como un trastorno físico o mental con el fin de determinar la inadmisibilidad (de un inmigrante)”, indican las reglas que siguen los oficiales. “Un registro de arrestos y / o condenas penales por incidentes de conducción relacionados con el alcohol puede constituir evidencia de una inadmisibilidad relacionada con la salud como un trastorno físico o mental con un comportamiento dañino asociado”.

El abogado que escribe en este diario, el Dr. Nelson Castillo, recomienda a los Residentes Permanente a no meterse en problemas –incluido evitar manejar bajo influencia– a fin de evitar conflictos con autoridades migratorias.

Recuerde que si usted, siendo portador de “green card”, enfrenta un problema por DUI deberá consultar con un abogado el posible impacto de su caso en su historial migratorio.