Pepe Aguilar regresa con su ‘circo ranchero’

El cantante va por la segunda vuelta de Jaripeo sin fronteras, un espectáculo que incluye caballos, toros, acrobacias y mucha música
Pepe Aguilar regresa con su ‘circo ranchero’
Pepe Aguilar trae un show que incluye 14 actos ecuestres, taurinos y acróbatas. Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

Pepe Aguilar no se anda con pequeñeces. Cuando decidió montar un show ecuestre no quiso repetir el patrón de muchos de sus colegas y simplemente subirse a un caballo, cantar una decena de canciones y se acabó. Se le ocurrió que su espectáculo podía incluir además toros, acrobacias, música en vivo y, por supuesto, a un charro interpretando sus éxitos.

“No hay otro [espectáculo] con estas características”, dijo el artista en una entrevista telefónica. “Es un circo ranchero […] y aunque compites con otros artistas por las taquillas, con la pena pero [nosotros] estamos muy bien”.

La idea de Jaripeo sin fronteras, que regresa al Staples Center este sábado por segunda vez –su debut en la ciudad fue a finales de 2018–, fue del mismo Aguilar, que quería realizar un show “más grande que yo; no estaba pensando solo en mi cartera, en mi economía o en mi protagonismo y beneficio, sino más bien en ser un artífice, un vehículo que pueda llevar a la gente a pasear por nuestras tradiciones, algo que la gente nunca haya visto”.

Esto sucede veinte años después de que Aguilar ofreciera su último concierto montado en un caballo. Ahora lo quiso volver a hacer pero con un show “corregido y aumentado”.

En esta segunda parte de Jaripeo, el cantante vuelve acompañado de sus dos hijos más chicos, Ángela, de 15 años, y Leonardo, de 19. Ambos jóvenes, que comenzaron su carrera como intérpretes cuando eran niños, han ido forjando sus trayectorias bajo la mirada vigilante del papá, quien aunque los ha dejado volar poco a poco, no se separa de ellos, sobre todo de Ángela.

Hace unos días, él mismo fue quien coordinó y supervisó la participación de la joven en el espectáculo Dos reinas y una princesa, donde compartió el escenario con Paquita la del Barrio y Marisela. Sin embargo, y aunque la popularidad de la niña avanza a pasos agigantados, el artista dice que no tiene prisa por lanzar a su hija a los grandes ruedos.

“Yo creo que hay que dejar que el destino y el tiempo los lleve a donde tienen que estar”, dijo. “Todavía tienen mucho que mejorar, que perfeccionar, y lo están haciendo”.

Ambos chicos continúan en la escuela; Leonardo terminó el bachillerato este año mientras que Ángela continúa en la secundaria. Así que antes que ser artistas, Aguilar les exige que balanceen los estudios, el trabajo en casa y el del escenario.

Mientras tanto, y aprovechando que la familia se encuentra en casa –residen en el condado de Los Angeles– Aguilar se encuentra preparando los nuevos discos de sus hijos, además de uno propio que incluirá temas compuestos por él mismo y que podría salir a la venta a finales del año.

Con todos estos proyectos y aspiraciones, cualquiera pensaría que Pepe Aguilar se perfila como el próximo rey de la canción ranchera, título que por décadas ha ostentado Vicente Fernández, quien hace unos años se retiró de los escenarios. La idea, sin embargo, no le quita el sueño.

“Difícilmente se podrán llenar los zapatos de un Javier Solís, de un José Alfredo Jiménez o de un Vicente Fernández”, dijo. “Los seres humanos somos irrepetibles […] Cada quién tiene su historia, y si te toca superar la del anterior pues qué bueno, pero si no, eso tampoco te hace menos”.

En detalle:

Qué: Jaripeo sin fronteras

Cuándo: sábado, 8 pm

Dónde: Staples Center, 1111 S. Figueroa St., Los Angeles

Cómo: boletos $59 a $179

Informes: (213) 742-7340 y staplescenter.com