Dejan encerrada dentro del avión a pasajera por quedarse dormida durante el vuelo

La mujer aprovechó su vuelo de hora y media para descansar pero nunca se imaginó la terrible experiencia que esto le traería

Air Canada ya pidió una disculpa por este hecho.
Air Canada ya pidió una disculpa por este hecho.
Foto: Daniel Slim / Getty Images

Terrible experiencia la que vivió hace unos días una mujer llamada Tiffany Adams, la cual pareciera realmente sacada de una película de terror.

A través de Facebook, Tiffany contó el desagradable momento que vivió hace unos días con la aerolínea Air Canada. Resulta ser que la mujer se quedó dormida durante su vuelo, el cual duraba no más de una hora con 30 minutos; sin embargo, cuando despertó se dio cuenta que había dormido muchas horas y que incluso era ya media noche, y que aún seguía dentro del avión, sola, completamente a oscuras y muerta de frío.

En un principio, la mujer pensó que estaba aún soñando pero poco a poco se dio cuenta que lo que le estaba ocurriendo era real, que en verdad la habían dejado encerrada en el avión luego de que este aterrizara.

En su post, Adams cuenta que ella suele sufrir de ansiedad y que tuvo que controlar un ataque de pánico que le vino luego de que su teléfono celular se apagara justo en el momento en el que estaba llamando a una amiga para contarle lo que le estaba ocurriendo, pues este se quedó sin batería.

Intentó buscar algún puerto USB en medio de la oscuridad para poder cargar su celular, pero nada pudo hacer pues el avión al estar apagado no transmite ningún tipo de energía; tampoco pudo comunicarse con alguien con un walkie-talkie que había en la aeronave.

Luego de hacer una exhaustiva búsqueda para encontrar algo que la ayudara a salir, en la cabina del piloto se topó con una linterna, con la cual estuvo haciendo diversas señales esperando a que alguien las viera. Con la lámpara tambien pudo dar con tres palancas de emergencia con las cuales se desbloqueaba la puerta principal, pero al abrirla se percató que había una distancia de entre 12 y 15 metros entre la cabina del avión y el suelo.

“Salí por la puerta tratando de llamar la atención del personal de tierra. Podía ver las luces de Pearson, pero muy lejanas. Estaba donde los aviones se aparcan por la noche y no había nadie ahí cerca”, indicó la mujer. Desesperada, buscó alguna cuerda que pudiera ayudarle a bajar, pero solo encontró un cinturón de seguridad muy corto, por lo que nuevamente intentó hacer señales con la linterna, esperando que ahora sí alguien la viera, aunque se encontraba en el sitio en donde suelen estacionar los aviones que no están en uso.

Finalmente, una persona que conducía un carro de equipaje se dio cuenta de las luces y acudió al llamado. Al darse cuenta de que se trataba de una pasajera, no podía dar crédito de cómo la tripulación pudo dejarla ahí. De inmediato, el empleado llevó a esta mujer al módulo de Air Canada, en donde contó esta mala experiencia; la aerolínea le propuso, como disculpa, el uso de una limusina y una habitación de hotel, cosa que ella rechazó, pues lo único que quería era ir a su casa pues en pocas horas debía presentarse a trabajar.

Luego de darse a conocer esta historia, Air Canada ha pedido una disculpa pública, indicando que ya abrieron una investigación para conocer a ciencia cierta en dónde estuvo el error por parte de la tripulación. Por su parte, Tiffany asegura que desde ese día sufre de ansiedad y de terrores nocturnos.