Guías para evitar que Internet sea una trampa para los más pequeños

Google ofrece directrices a los educadores (maestros y padres) para ayudar a que los niños naveguen seguros por la Red

Guías para evitar que Internet sea una trampa para los más pequeños
Los padres deben tener el control de las páginas y aplicaciones que usan sus hijos.
Foto: Shutterstock

La imagen del niño en el coche concentrado en el celular o la tableta de un adulto es tan frecuente como el llanto  y las protestas cuando se va la señal de Internet o se acaba la batería del aparato.

Las estadísticas de Google indican que el 84% de los niños entre 6 y 12 años usan tabletas semanalmente y el 77% son usuarios de celulares con la misma frecuencia. Aunque muchas de las aplicaciones estén diseñadas para ellos, gran parte de los menores pasan de una a otra con la misma facilidad que cambian de juego no virtual cada poco tiempo.

Pensar que están viendo una app educativa o acorde con su edad todo el tiempo no es realista y menos cuando los juegos llevan a compras y los vídeos llevan, a través los algoritmos, a imágenes cada vez más extremas y menos apropiadas.

Google está recordando a los profesores pero sobre todo a los padres, ahora que se inician las vacaciones de verano, que hay que establecer reglas digitales para guiar a los hijos mientras aprenden, juegan y exploran. La empresa le recuerda a las familias que es importante que se controle el tiempo que los menores pasan delante de las pantallas.

La Asociación Americana de pediatría recomienda que los menores de 18 meses no sean expuestos a ningún medio digital y desde los dos a los cinco años no más de una hora del día. Para los mayores de esa edad, se recomienda que los padres establezcan un horario de uso y se haga seguimiento de lo que ven.

Muchos sistemas operativos y ciertamente Google permite aprobar y bloquear apps que los hijos quieran descargar y los dispositivos Android pueden ser bloqueados de materia remota, por ejemplo, a la hora de la cena o cuando haya que hacer las tareas de la escuela.
Muchos sistemas operativos y ciertamente Google permite aprobar y bloquear apps que los hijos quieran descargar y los dispositivos Android pueden ser bloqueados de materia remota, por ejemplo./Shutterstock
Además a los niños hay que proveerles guías de comportamiento en las redes. Google ha elaborado una, llamada Se genial en Internet, para que los educadores (ya sea la familia o los maestros) enseñen al menor los conceptos  de privacidad, la información errónea o deliberadamente falseada, la violencia y la obligación que tienen de preguntar a sus mayores y no confiar sus dudas o su curiosidad en exclusiva a la red virtual.
En este sentido, se considera importante que los niños sean conscientes de lo necesario que es ser discretos con muchas situaciones y sobre todo tener el criterio de saber que hay cosas, como las claves de entrada, que no se tienen que compartir. También es importante que sepan que la comunicación oral y la que llega a través de la red es distinta, que da lugar a equívocos y que hay lenguaje que np se tiene que usar ni aceptar, como los que suponen acoso o intimidación.
Uno de los apartados que estas instrucciones considera importante es las trampas es las que pueden caer por la falta de criterio y experiencia. Los instructores tienen que asegurarse de que los niños entiendan que porque algo esté en línea no significa que sea real y qué es la manipulación o qué son los bots.
Google aconseja que las familias hagan búsquedas con sus hijos y analicen los resultados. Por ejemplo, que se busque información sobre su actor o deportista favorito o quizás sobre un lugar que el niño conozca bien, y que se les aclare qué resultados son avisos, qué es información, qué páginas merecen confianza y cuáles no, por qué unas informaciones son más relevantes que otras y algunas son directamente sospechosas.
La idea es que la avalancha de información no anule el pensamiento crítico.