Abuela condenada por delito sexual después de tocar la entrepierna de un paramédico y preguntarle qué tamaño tiene

La mujer insistió en el juicio que no recordaba lo sucedido debido a la caída, pero el juez falló en su contra

Una mujer jubilada, de 68 años, ingresará en el registro de delincuentes sexuales después de agarrar la entrepierna de un paramédico que la trataba por una caída y le preguntó: “¿Qué tan grande es?”

Christine Roles, de 68 años, de Manchester, Reino Unido, estaba siendo atendida por el equipo sanitario. Mientras un paramédico le revisaba la presión sanguínea, la mujer dirigió su mano a los genitales del hombre.

El paramédico, que no ser nombrado para preservar su identidad, apartó la mano de la mujer, pero aún así ella intentó tocarle también el pecho y los abdominales. Ofendido, el hombre fue directo y la rechazó con malas palabras, según declaró ante le Tribunal de Magistrados de Manchester.

El incidente tuvo lugar después de que Roles llamara al servicio de emergencias debido a una caída.

Según se escuchó en el juicio, la mujer tenía un historial de consumo excesivo de alcohol y hacer llamadas falsas a servicios de emergencias. En el momento en el que se produjeron los hechos  estaba sujeta a una orden de comportamiento criminal de dos años que le prohibía llamar a ningún servicio de emergencia, a menos que realmente necesitara ayuda urgente y su vida corriera peligro.