Armando Castro es un amante de la adrenalina

El joven mexicoamericano forma parte del selecto grupo de conductores del show Monster Jam

Armando Castro es un amante de la adrenalina
Armando Castro es parte de Monster Jam desde 2017. Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

Armando Castro era de los niños que brincaban por las azoteas, se metían al lodo y daban tremendos saltos mortales en su “baica”, como él le dice a las bicicletas.

Por eso cuando su familia se enteró de que había sido elegido para conducir una de las trocas de Monster Jam, un show de vehículos de motor que viaja por todo el mundo, nadie se sorprendió.

“De niño siempre asistí a esos espectáculos”, dijo Castro, quien tiene 22 años y es parte de esa compañía desde 2017. “La primera vez que fui tenía 6 años, y desde siempre quise estar ahí”.

El sueño se le concedió cuando conoció a alguien que era parte de Monster Jam y lo invitó a hacer una audición. Castro viajó a Illinois para hacer la prueba, que consiste en operar esos armatostes y en la que usualmente participan jóvenes –hombres y mujeres– que tienen experiencia en carreras de autos. Él, que no tenía ni idea del funcionamiento de las trocas y que tampoco había corrido autos, recibió un poco de instrucción y después de eso el trabajo ya era suyo.

“Me ayudó cuando les dije que hablaba español, que era latino”, dijo. “Mi única experiencia era haber asistido a muchos shows; cuando me puse al volante todo fue muy natural”.

Eso, y el potencial que vieron en Castro los directivos de la empresa, fue lo que ayudó a este chico –residente de Whittier y de padres mexicanos–, a formar parte del selecto grupo de choferes.

Castro, el único hispano de los ocho jóvenes que participan en el espectáculo, está al volante de Toro Loco, una singular camioneta de un naranja chillante que además de tener cuernos en la parte alta del techo, arroja fumarolas por dos orificios que tiene al frente.

En su próxima visita al Staples Center este fin de semana, Castro mostrará todos los tipos de trucos que domina y que lo han hecho uno de los conductores más populares del espectáculo. En esta ocasión, Monster Jam trae el Triple Threat Series, campeonato en el que los ocho choferes pondrán a prueba su versatilidad y aguante.

Para esto, todos ellos tendrán que dominar camionetas que pesan 12 mil libras, con llantas de casi 65 pulgadas de alto y con una potencia de mil 500 caballos de fuerza. Las pruebas consisten en girar hacia atrás, pararse en las dos llantas traseras y correr a más 70 millas por hora, entre otras pericias.

Esto es la felicidad para Castro, quien de no haber sido parte de este show sería bombero “porque me gusta la adrenalina”.

“Estoy viviendo el sueño de mi vida”, dijo.

En detalle:

Qué: Monster Jam

Cuándo: viernes 7:30 pm; sábado 1 y 7 pm, y domingo 1 y 7 pm

Dónde: Staples Center, 1111 S. Figueroa Blvd., Los Angeles

Cómo: boletos $25 a $85; informes (888) 929-7849 y staplescenter.com

La camioneta El Toro Loco es operada por Armando Castro, el único latino del show. Foto: Cortesía