¿Heredará, cobrará regalías?: los efectos para Javier Sánchez Santos al ser reconocido como hijo de Julio Iglesias

Ganó una larga batalla en tribunales
¿Heredará, cobrará regalías?: los efectos para Javier Sánchez Santos al ser reconocido como hijo de Julio Iglesias
Julio Iglesias y Javier Sánchez.
Foto: EFE/Twitter

Aunque el auto dictado ayer miércoles por un juez de Valencia no es firme y, por tanto, será recurrido por el equipo legal del cantante ante instancias superiores, qué duda cabe de que que el reconocimiento legal de Javier Sánchez como hijo de Julio Iglesias se ha convertido en una de las noticias más relevantes de la crónica social de este verano, sobre todo si se tiene en cuenta que el demandante llevaba casi treinta años de lucha judicial para lograr su objetivo.

A la espera, eso sí, de que una sentencia firme corrobore o no esta relación paterno-filial entre las partes, el abogado del primero, Fernando Osuna, ya ha adelantado a los periodistas algunos de los efectos que la decisión tomada por la justicia podría tener en la vida futura de Javier Sánchez, entre los que sin duda destacaría su derecho a recibir su legítima parte de la herencia que dejará el astro de la música cuando muera.

“Javier ya, es decir, cuando [la sentencia] sea firme, puede utilizar, si quiere, de forma voluntaria, el apellido Iglesias: lo puede cambiar en cualquier momento o no hacerlo. Y en el registro civil figurará como el hijo de Julio iglesias. Y más adelante, ya cuando Julio Iglesias fallezca, pues Javier tendría derecho a la herencia, como todo hijo tiene sobre la legítima”, ha declarado a los periodistas.

Como era de esperar, Osuna ha calificado además de “muy gratificante” el día en que su representado cumplió finalmente “el sueño” que llevaba tantos años persiguiendo, uno del que su madre, Eddie Santos, quien mantuvo su aventura amorosa con el artista en el año 1975, ha contribuido activamente al prestar un detallado testimonio sobre sus frecuentes encuentros con Julio Iglesias tras haberse conocido en una sala de fiestas de Girona, en la que ella trabajaba como bailarina.

“Cuando un padre se niega a venir a hacerse la prueba del ADN, la ley es muy clara y firme”, ha añadido el letrado en su comparecencia ante los medios para denunciar la actitud “obstruccionista” del astro de la música y, al mismo tiempo, señalar este comportamiento como claramente indicativo de su deseo de evitar a toda costa que la verdad saliera a la luz.