Una mujer y su apretado vestido arruinaron así la foto de boda

La mujer "arruinó" la foto de bodas, pero por suerte no el día completo
Una mujer y su apretado vestido arruinaron así la foto de boda
Esta mujer le arruinó la foto de boda.
Foto: Molly Giangreco with Molly B. Photography

Vivimos un momento sin precedentes...

La crisis causada por el coronavirus nos ha puesto en pocos días en una situación que nadie podía imaginar. La amenaza a la salud de todos debe ser nuestra primera preocupación. Y después, las consecuencias sociales y económicas que ya están golpeando duramente a nuestra comunidad. Pero nuestro compromiso contigo y con todos nuestros lectores es más firme que nunca. Queremos informarte y ayudarte a tomar decisiones en tu día a día.

Producir este contenido que estás leyendo cuesta dinero.
El dinero que permite que los escritores, editores y demás personal de La Opinión puedan mantener a sus familias.
Nosotros no cerramos nuestro contenido como hacen otros medios, porque queremos que todos puedan leerlo, también aquéllos que no puedan pagar una suscripción.

Pero sí pedimos a quienes puedan colaborar con nosotros que nos ayuden. Sólo toma un minuto y puedes aportar tan poco como $3.5 por mes (Sí, leíste bien SOLO $3.5 por mes). Hará un gran diferencia.

Durante un casamiento puede pasar de todo. No se puede esperar que todo lo planificado salga a la perfección. Ni siquiera las fotos, por más que se hayan ensayado las poses y se tenga al mejor fotógrafo.

Siempre hay imprevistos y riesgos. Y más si se toman fotos al aire libre, en sitios públicos muy transitados. Nunca sabes quien va a pasar por delante y estropear la foto perfecta.

Eso es lo que le pasó a Matt Reilly y sus padrinos de boda. Los hombres posaban bien elegantes con sus trajes y corbatas frente a un edificio del centro de Omaha, en Nebraska. Alguien inesperado quiso estar también en la imagen.

La mujer, que llevaba un vestido muy llamativo, pegado al cuerpo e iba en patinete, se identificó como Kenyatta Jefferson. Ella mismo confesó a Inside Edition que vio la fiesta de bodas, la sesión de fotos y que simplemente no pudo resistirse. Tenía que “arruinar la foto”.

“¿Debo detenerme y no posar para una imagen? No pude ni parar a reflexionar, sucedió y ya está “,

También explicó que ella y su esposo habían comprado patinetas recientemente y estaban estrenándolos ese día. Al pasar por delante de la foto de los padrinos de boda no se dio cuenta del impactó que causó en ellos. No fue hasta que la fotógrafa, Molly Giangreco, subió las imágenes a su página de Facebook que se enteró del divertido resultado de la foto.

Por su parte, el novio se lo tomó con humor. Según el mismo Reilly dijo, la inesperada sorpresa de la foto solo sumó puntos positivos al día de su boda.