Buscan aliviar un poco los efectos negativos en los niños en caso de redadas

Condado de Los Ángeles aprueba plan para el cuidado de menores en caso de separación familiar

No a las redadas en lugares públicos.
No a las redadas en lugares públicos.
Foto: Suministradas por CHIRLA / Suministradas por CHIRLA

Los últimos días han sido de intensa preocupación para miles de familias indocumentadas quienes aún temen a que las redadas anunciadas por el presidente Trump lleguen hasta sus hogares

Para aliviar un poco la preocupación, Hilda Solís, supervisora del condado de Los Ángeles, presentó el martes la moción “Resguardando a los niños y las familias afectadas por las acciones de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE)”, la cual fue apoyada por la Junta de Supervisores.

Esta moción pide mejorar los esfuerzos del Condado para reclutar familiares y amigos que puedan servir como cuidadores de niños en caso de que sus padres queden bajo la custodia de los agentes de ICE.

“Enfocarse en inmigrantes indocumentados para expulsarlos del país destruye a toda una familia. Separar por la fuerza a un niño de los abrazos amorosos y enriquecedores de sus padres es inhumano y traumático para toda la familia”, dijo la supervisora Solís en un comunicado. “Los niños y sus familias que enfrentan este tipo de experiencias sufren de heridas emocionales de por vida”.

Los inmigrantes en el Condado de Los Ángeles representan el 35% de la población y muchos de ellos pertenecen a familias de estatus mixto—como ciudadanos, residentes permanentes legales, visas, y/o beneficiarios del TPS.

Cifras del Condado de Los Ángeles demuestran que, aunque los niños inmigrantes representan el 7% de la población del Condado, el 58% tiene al menos un padre inmigrante. Alrededor del 70%de los latinos indocumentados comparten un hogar con al menos un ciudadano estadounidense y el 34% vive con sus hijos estadounidenses.

La moción aprobada ampliará los esfuerzos para ayudar a asegurar que las familias planifiquen con anticipación y hagan arreglos de custodia para sus hijos en el caso de que se lleven a cabo los arrestos mencionados.

“Si un padre es detenido por agentes de inmigración, el condado hará todo lo que esté a su alcance para garantizar que ningún niño, independientemente de su estatus migratorio, no quede solo o abandonado”, aseveró la supervisora. “Es nuestra responsabilidad moral tomar todas las medidas posibles para proteger a estos niños indefensos, muchos de los cuales son ciudadanos estadounidenses”.

Los parientes y amigos de la familia pueden solicitar al Departamento de Servicios Infantiles y Familiares (DCFS) del condado para que se conviertan en cuidadores de niños cuyos padres han sido detenidos por agentes de ICE, si los niños están en el sistema de cuidado de crianza.

El estado de inmigración no evitará que una persona se desempeñe como cuidadora, también conocida como “resource families” (familias de recursos).

Las familias de recursos también serán informadas de que son elegibles para recibir apoyo financiero para ayudar a los niños que cuidan.

Se espera que el plan entre en vigor en 30 días.