4 remedios caseros para aliviar las lesiones deportivas

Estos remedios puedes aplicarlos a diario por encima de la zona afectada

4 remedios caseros para aliviar las lesiones deportivas
Foto: shutterstock

Toda persona que practica cualquier tipo de deporte, debe lidiar con las lesiones que se puedan causar durante alguna práctica.

Por eso, es importante tener siempre a la mano algún remedio casero para aliviar el dolor, calambres o bajar la inflamación en la zona del cuerpo afectada. Hoy te mencionaremos cuatro remedios para aliviar las lesiones, y en los que su ingrediente primordial son las plantas:

Alivia el dolor y la inflamación con Árnica

Esta es un planta alpina, que tiene entre sus propiedades medicinales analgésicos, antisépticos, cicatrizante y  desinflamante.

En este sentido, ayuda a aliviar cualquier daño que tengas, tales como luxaciones (hueso que se sale de la articulación), contracturas (rigidez o contracción permanente o involuntarios en uno o varios músculo), esguinces (estiramiento o rasgadura del tejido que conecta los hueso o las articulaciones, también conocidas como ligamentos), entre otros.

Puedes usarlo aplastando la planta fresca o aplicando baños de infusión sobre la zona, pero también macerada en aceite de oliva, creando un ungüento.

Consuelda para las inflamaciones

Esta planta, originaria de Europa, es un excelente desinflamante, restaurador y cicatrizante, por lo que es recomendable usarla en tendinitis (inflamación del tendón que une al músculo con el hueso) o bursitis (inflamación de las almohadillas llenas de líquido, que cumplen la función de amortiguadores de las articulaciones).

Para ello, tienes que usar la raíz de la consuelda y puedes prepararla en infusión, rallada o la unes en pomada o cremas, pero que sean dermatológica.

Calma el dolor con Gaulteria

Esta es una planta proveniente de México, y del norte de Estados Unidos, que alivia dolores neurálgicos (daño o irritación en algún nervio) o muscular, pero también tiene entre sus cualidades medicinales analgésicos, antiinflamatorios y antipiréticas.

Puede ser aplicado en pomadas o la decocción de sus hojas masajeando la zona afectada.

Relaja los músculos con Pimentero

Este fruto es un buen analgésico, antiinflamatorio, rubefaciente (enrojecimiento en la piel) y relajante muscular, razón por lo que es ideal para las contracturas, tendinitis, inflamación articular y neuralgias como la del nervio ciático, el cual se encuentra en la parte baja de la espalda hasta llegar a ambas piernas.

Se usa el extracto del fruto en pomada o aceite esencial.

Para finalizar, ten en cuenta que todos estos remedios son para uso externo, por supuesto, teniendo en cuenta que se debe asistir al médico para que sea él quien evalúe el daño, y más aún si existe alguna fractura.