Conoce 12 reglas para conducir en modo defensivo

Conducir en modo defensivo amerita un abordaje poco agresivo por parte del conductor
Conoce 12 reglas para conducir en modo defensivo
Foto: unsplash

Conducir en modo defensivo es una modo en el que estemos constantemente pendientes y atentos de la vía. Es conducir de manera precavida y cuidadosa para así no llevarnos sorpresas desagradables. Aquí hablaremos de 12 reglas básicas del manejo defensivo.

1. Reducir la velocidad si hay poca visibilidad

En los sitios donde la visibilidad esté reducida es preferible reducir la velocidad para evitar colisiones frontales.

2. Estar siempre alerta

El manejo defensivo se caracteriza por un conductor en constante alerta y exento de distracciones que le impidan conocer lo que ocurre mientras conduce.

3. Tener dominio absoluto del auto

No pierdas el control sobre tu auto en ningún momento. Trabaja de modo que la bestia esté siempre dócil y susceptible a tus órdenes.

4. Mirar a los lados

Observar lo que sucede a tu izquierda y derecha, ya sea por dirigir la mirada o mediante los espejos retrovisores.

5. Anticipar a los otros conductores

Está siempre preparado para lo que el conductor detrás o delante de ti puede realizar. Algo puede salir mal y debes estar listo para eso.

6. Anticipar a los peatones

Peatones
Foto: Unplash

Los peatones son otro elemento que no controlas, pero al cual puedes anticiparte con tu manejo defensivo.

7. Tener un plan de respaldo

Es indispensable contar con un plan B, o una maniobra rápida que te saque de aprietos si se presenta una situación inesperada en la vía. El manejo defensivo es manejo preventivo.

8. No adelantar a los otros

Adelantar un auto contradice el espíritu del manejo defensivo, al colocar al conductor en una posición de acción por cuenta propia.

9. Desconfiar del camino

No des nada por sentado mientras conduce. La vía puede reservar sorpresas que pueden presentarse en los momentos menos indicados para ello.

10. Observar la circulación

Durante el manejo defensivo es importante observar el desarrollo del carril contrario al tuyo para anticiparte a cualquier evento sorpresivo que aumente inmediatamente la peligrosidad vial.

11. Conocer la regulación

Es indispensable conocer qué maniobras pueden o no pueden hacerse en todo tipo de circunstancias, para así tener siempre a la mano un accionar legal y justificado.

12. Permitir adelantamientos

Si ves que el vehículo que tienes detrás te quiere pasar, no obstaculices su maniobra y permite que te rebase.

Estas técnicas se empiezan a desarrollar por instinto a través de la experiencia. ¿Ya has puesto en práctica alguna de ellas?