¿Cuáles son las verdaderas ventajas de conducir vehículos pequeños como el Smart?

Los vehículos pequeños son una opción delicada para tener todo lo que un vehículo de tamaño normal puede incluir

Smart EQ / Foto: Smart
Smart EQ / Foto: Smart
Foto: Smart

Los autos pequeños como el Smart han destacado dentro del mercado automotriz principalmente por su diseño diminuto, que hace del trabajo de aparcamiento, o pase por lugares estrechos, un proceso más fácil.

El Smart ha tenido bastante éxito con su modelo Fortwo, gracias a que este es capaz de satisfacer las necesidades de gran cantidad de conductores de la ciudad. Y es que, el Smart es el utilitario perfecto para circular por estas zonas, y gracias a su agilidad y sencillez a la hora de maniobrarlo.

Entre las ventajas de este biplaza, su longitud de 2,69 metros y su capacidad para girar en 6,95 metros (un giro completo), son unas de las más destacadas. Además de sus transmisiones con cambio manual o con cambio de doble embrague, que hacen más rápida y eficiente la conducción.

Un Smart cuenta con 2 motores de gasolina y 3 cilindros, que reducen el consumo a unos 4,2 litros por cada 100 km. Todo esto está incluido en un pequeño auto urbano, biplaza, con dimensiones reducidas a lo que acostumbra el mercado automotriz.

Quizás por esto ha sido tan llamativo, pero también porque sus opciones de diseño son coloridas, sobre todo para la carrocería, y el interior no tiene que envidiar al resto de modelos vehiculares.

Así que, si eres amante a lo que pasa desapercibido por cualquier espacio, un Smart es para ti. Sobre todo, si vives en la ciudad, y siempre es un problema conseguir donde estacionar el vehículo.