ICE integra a lista de los “más buscados” a vicepresidente venezolano

Tareck el Aissami es acusado de ayudar al tráfico de drogas hacia los Estados Unidos

Tarek El Aissami,
Tarek El Aissami,
Foto: EFE/Rayner Peña

Esta semana, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) integró a Tareck el Aissami a su lista de los más buscados con la pregunta: “¿Ha visto a este fugitivo más buscado?”.

La agencia estadounidense agregó en su web que El Aissami fue sancionado en febrero de 2017 por la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro por desempeñar “un papel significativo en el tráfico internacional de narcóticos”.

La información señaló que El Aissami, quien también ha sido gobernador del estado de Aragua (centro) y vicepresidente ejecutivo, “facilitó los envíos de narcóticos desde Venezuela”, lo que incluía el control sobre los aviones que salían desde una base aérea de ese país y de las rutas de los estupefacientes a través de puertos.

“En sus puestos anteriores, supervisó o poseyó parcialmente envíos de narcóticos de más de 1,000 kilogramos desde Venezuela en múltiples ocasiones, incluidos algunos con destino final en México y en Estados Unidos”, agregó el aviso.

En respuesta, el vicepresidente económico de Venezuela, Tareck el Aissami, calificó de “agresión infame” el hecho de que Estados Unidos lo incluyera entre los fugitivos más buscados al acusarlo por narcotráfico internacional, y aseguró que no podrán con su “fuerza moral”.

“Hoy hemos conocido, de nuevo, esta pretendida agresión infame, canallada del imperialismo. Nosotros le respondemos como le respondemos los hijos de -libertador Simón- Bolívar y los hijos de -fallecido presidente Hugo- Chávez (…) indetenibles, inquebrantables”, dijo en un vídeo publicado en Twitter.

En el material, que acompañó con un mensaje en el que dijo que no podrán con su fuerza moral, también señaló que seguirá leal al pueblo venezolano y al gobernante Nicolás Maduro.

“No podrán detener el curso irreversible ni la voluntad firme del pueblo venezolano a ser una potencia, a ser un país libre y soberano, así que acúsennos de lo que les de la gana, nosotros sigamos construyendo el sueño de Bolívar, el sueño de la patria”, agregó.

Al anunciar las sanciones en 2017 a El Aissami, el Departamento del Tesoro aclaró que no era “una reacción” a su nombramiento como vicepresidente de Venezuela, que ocurrió en ese entonces.

“Es el resultado de una investigación de años relacionada con el narcotráfico”, explicó entonces un funcionario.

“Esto demuestra que el poder y la influencia no protegen a quienes se involucran en estas actividades ilícitas”, afirmó John Smith, director interino de la OFAC, en ese momento.

Con información de EFE