Denuncian tratamiento “inadmisible” contra indocumentados en carcel de ICE

ICE mantiene aislados a inmigrantes durante 22 o 23 horas al día en una celda "de la mitad del tamaño del lugar para estacionar un carro"
Denuncian tratamiento “inadmisible” contra indocumentados en carcel de ICE
Un guardia traslada a un inmigrante detenido en una cárcel de California
Foto: John Moore / Getty Images

Grupos de defensores de los inmigrantes denunciaron este lunes el tratamiento “inadmisible” al que se ven sometidos los indocumentados alojados en un centro de detención en Aurora, Colorado.

Concentrados delante del centro operado por la compañía privada GEO Group en esta ciudad ubicada al este de Denver, y luego de los incidentes del mes pasado en el que se cambió la bandera estadounidense por la mexicana, los organizadores criticaron la detención de indocumentados.

“Es inadmisible que pongan a las personas en aislamiento porque tienen problemas de salud mental o porque no tienen ningún otro lugar para ponerlos”, expresó Arash Jahanian, abogado de la filial en Colorado de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

Según comprobó ACLU Colorado, ICE mantiene aislados a algunos inmigrantes durante 22 o 23 horas al día en una celda “de la mitad del tamaño del lugar para estacionar un carro” y durante ese tiempo, el único contacto humano es “la mano” que trae la comida y que luego la retira usando la rendija en la puerta de la celda.

La situación es comparable al tratamiento que recibe Joaquín “El Chapo” Guzmán en una cárcel de máxima seguridad en el sur de Colorado, a la que llegó el pasado mes y donde también sirven sus sentencias otros narcotraficantes, terroristas y otros criminales peligrosos.

Según ACLU Colorado, el análisis de datos provistos por GEO Group indica que entre marzo de 2013 y febrero de 2017 hubo 123 casos de indocumentados en confinamiento solitario.

Por su parte, durante la marcha, Dana Miller, del grupo Indivisible Front Range Resistance, denunció “las extremas consecuencias de los sistemas deshumanizantes de inmigración y de justicia criminal en Estados Unidos”.

“Nuestro imperdonable sistema de inmigración trata a las personas con crueldad e injusticia, tanto en los centros de detención como con las deportaciones que destrozan a las familias y a la comunidad”, agregó.

Las expresiones de Miller y las de otras personas que aprovecharon el “micrófono abierto” para expresar su repudio a ICE y al GEO Group, fueron respaldadas con ruidos de bocinas, tambores y ollas de unos 300 manifestantes, quienes también participaron en cantos y rezos en conjunto.

“Hemos hecho estas vigilias durante más de una década de una manera pacífica para crear un espacio seguro para todos los miembros de la comunidad sin importar su estatus inmigratorio”, puntualizó Cristian Solano-Cordova, portavoz de la Coalición de Colorado por los Derechos de los Inmigrantes (CIRC).

Sin embargo, durante la vigilia de protesta del pasado 12 de julio, a la que acudieron unas 2,000 personas, hubo incidentes que incluyeron reemplazar la bandera de Estados Unidos por la bandera mexicana en el mástil principal, frente a la entrada al centro, y colgar “banderas” con consignas en contra del gobierno y de la policía en los otros mástiles.

Una mujer fue formalmente acusada de reemplazar las banderas y deberá presentarse ante un juez municipal en Aurora este jueves.