Uruguay alerta de riesgo de viajar a EEUU “ante la creciente violencia indiscriminada”

Días antes, EEUU había advertido del “aumento de la criminalidad” en Uruguay

Los tiroteos de El Paso y Dayton acabaron con la vida de 32 personas.
Los tiroteos de El Paso y Dayton acabaron con la vida de 32 personas.
Foto: JOHN G. MABANGLO / EFE

“Ante la creciente violencia indiscriminada”, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay lanzó este lunes una “alerta a los ciudadanos uruguayos que viajen a Estados Unidos“. El anuncio llega después de que dos masacres en el país norteamericano acabara con la vida de 31 personas. El viernes anterior, el gobierno de Donald Trump había advertido a sus ciudadanos del aumento de la “criminalidad” en Uruguay.

La cancillería uruguaya aseguró que los tiroteos masivos acabaron con la vida de “más de 250 personas en los primeros siete meses de este año“.

Montevideo no tuvo reparo en señalar en el mismo comunicado al “racismo y la discriminación” como detonante de estos “crímenes de odio” y de “sugerir” evitar especialmente ciudades como Detroit (Michigan), Baltimore (Maryland) y Albuquerque (Nuevo México). Estas ciudades, citó el ejecutivo de la nación sudamericana, están entre las 20 más peligrosas del índice de Ceoworld Magazine 2019.

El el texto también se recomienda “evitar los lugares donde se producen grandes concentraciones de personas”, como “parques temáticos, centros comerciales, festivales artísticos, actividades religiosas, ferias gastronómicas y cualquier tipo de manifestaciones culturales o deportivas multitudinarias”. Y, en ningún caso, “concurrir con menores a esos lugares”.

En el mismo sentido, la embajada de EEUU en Montevideo había comunicado que el “aumento de la criminalidad” en Uruguay implicaba tener que tomar ciertas precauciones adicionales.


FBI alerta de posibles réplicas de masacres como la del El Paso y Dayton

Obama incendia las redes tras las masacres del fin de semana. Ataca a Trump sin nombarlo

Candidato demócrata arremete contra Trump y el supremacismo blanco, tras masacre en El Paso