USCIS alerta de cambios internacionales que afectarán a la rapidez de los procesos migratorios

Los cambios afectan a las oficinas de la agencia en Latinoamérica y repercutirán en los trámites que se realicen tanto desde fuera como desde dentro de EEUU
USCIS alerta de cambios internacionales que afectarán a la rapidez de los procesos migratorios
En Latinoamérica y El Caribe cerrarán sedes en Perú, México, Haití y República Dominicana.
Foto: John Moore/Getty Images

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) cerrará 13 de sus oficinas internacionales y solo dejará siete en funcionamiento. Una de las primeras en echar el cierre el próximo septiembre será la sede de Monterrey (México), tal y como ha anunciado la agencia este viernes.

El servicio de inmigración hizo público que dejará abiertas sus oficinas en Beijing y Guangzhou (China), Nairobi (Kenia) y Nueva Delhi (India). Ya antes el director interino, Ken Cuccinelli, había dado la orden de continuar con las operaciones en Ciudad de Guatemala, Ciudad de México, México y San Salvador. Estas últimas son de vital importancia para atender el flujo de migrantes de la frontera sur.

Las otras 13 oficinas internacionales y tres de distritos dejarán de funcionar paulatinamente entre septiembre y agosto de 2020. En Latinoamérica y El Caribe cerrarán sedes en Perú, México, Haití y República Dominicana.

En menos de un año, la agencia plantea trasladar a EEUU los recursos humanos y económicos internacionales. El comunicado asegura que el objetivo es acelerar los procesos migratorios en el país.

“Este impacto internacional rentable y de mucho valor permitirá a USCIS adjudicar de manera eficiente las peticiones de inmigración complejas que requieren entrevistas en persona, para mejorar […] la detección del fraude y (las) actividades de seguridad nacional”, dijo Cuccinelli. El director afirma que el cierre se hará “de manera escalonada para asegurar una transición ordenada de las cargas de trabajo a las oficinas de USCIS en Estados Unidos”.

USCIS explica que las operaciones que hasta ahora se realizan en las oficinas internacionales serán transferidas a las nacionales o manejadas por trabajadores de la agencia temporalmente en el extranjero. Además, el Departamento de Estado (DOS) “asumirá responsabilidades de otros servicios” migratorios, como ya lo hace en lugares donde USCIS no tiene oficinas.

La división internacional de USCIS se encarga de dar asistencia a ciudadanos estadounidenses, residentes permanentes y refugiados en gestiones de reunificación familiar, permisos humanitarios por razones urgentes y documentos de viaje para entrar a Estados Unidos.

Con los cierres de las oficinas, como ya ocurrió en Ciudad Juárez (México) y La Habana (Cuba), estos procesos se verán afectados.


La Casa Blanca pide a ICE más redadas en lugares de trabajo

Trump planea hacer pruebas de detección de drogas a desempleados que solicitan beneficios

Revelan que indocumentados trabajaron en la construcción de propiedades de Trump