Angelinos dicen que el futuro es vegano y luchan por los derechos de los animales

Manifestantes toman las calles de Los Ángeles y piden a la gente se unan al movimiento de no comer carne para evitar el sufrimiento y abuso de los seres vivos que no tienen voz
Angelinos dicen que el futuro es vegano y luchan por los derechos de los animales
A la marcha llegaron más de mil personas; los activistas dijeron que llegaron dos mil. (FB:Michelson)
Foto: Brittany Michelson

El mensaje fue claro y contundente por parte de los miles de asistentes que se congregaron el sábado en el parque Grand Park de Los Ángeles para protestar por los derechos de los animales.

Antes, durante y al final del evento que se realizó el mismo día en 40 ciudades a nivel mundial, los ruidosos manifestantes gritaron, cantaron y caminaron para pedirle a la gente que se una al movimiento -vegano- que terminaría con el abuso y explotación de los animales.

La activista Ana Valverde, quien junto con Brian Ruppenkamp es responsable del sitio en internet Those Annoying Vegans (Esos pesados veganos), resaltó la importancia del evento.

“La marcha es muy importante porque es una forma de unirnos en una sola voz para hablar por aquellos que no tienen voz”, dijo Ana.

Mientras que Brian subrayó que solo toma a menos de un cuatro por ciento de la población de una sociedad para realizar el cambio que se quiere hacer, es por eso la importancia de participar en forma activa.

Los manifestantes dijeron que las mascotas se aman y no se comen. (Michelson)

“Sabemos que el 99% de la gente está contra la explotación y abuso de los animales”, indicó. “Bueno, el objetivo es simplemente alinear nuestros valores con nuestras acciones”, enfatizó Brian.

La pareja explicó que lo que se busca es expandir la compasión del ser humano a todos los seres vivos y es por eso que ellos habían decidido ser veganos, porque ser vegano va contra la explotación animal y permite vivir con un estilo de vida más ético, evita el abuso y muerte de cualquier ser vivo.

La marcha denominada Marcha Oficial de Los Derechos de Los Animales (TOARM) inició a ritmo de tambores y cánticos que pedían respetar la vida de los animales, evitar su explotación en los circos y los hogares, además de dejar de consumir la carne.

Aunque era un grupo muy diverso el que llegó a participar en la marcha que se ha celebrado anualmente desde el 2016, la mayoría de los presentes eran jóvenes blancos, latinos y en menor número los asiáticos y afroamericanos.

Para los participantes parecía no importarles el calor y las altas temperaturas que se sentían alrededor del medio día, justo a la hora que recorrían las calles del centro de la ciudad gritando.

‘Liberación de los animales ahora’, ‘Ama a los animales no te los comas’, ‘Comer carne es un asesinato’, ‘No más opresión, pero si a la liberación de los animales’, decían los manifestantes durante la marcha.

Brittany Michelson, activista, dijo que ya no hay excusa para seguir abusando a los animales. (Michelson)

‘La carne no es comida, es violencia’ gritaron otros.

Brittany Michelson, una de las organizadoras del evento, detuvo al contingente que ya parecía rebasar las mil personas y dijo que estaban luchando por los millones de seres vivos que mueren y son explotados a causa de la industria de la comida, la ropa y el entretenimiento.

“No hay excusa para seguir permitiendo el abuso de los animales”, expresó la joven, quien recordó a la audiencia que defensores que protegen los derechos de los animales han sido acusados y encarcelados por simplemente tratar de evitar la explotación animal.

Michelson subrayó que en muchas ciudades es legal salvar a un perro del calor cuando está dentro de un vehículo, entonces por qué ese derecho no se extiende a los pollos y puercos que viven en una situación lamentable en las granjas y fabricas donde están a punto de ser sacrificados para el consumo humano.

El problema, agregó, es la clasificación de los animales que han sido designados unos como compañeros del hombre y otros para su consumo, pero eso debe de cambiar.

Necesitamos mostrarle al mundo que defender a los animales es una acción moral que no debe de ser sancionada, agregó, pero solo con el incremento de personas que se involucren en los movimientos y eviten el consumo de la carne será como verdaderamente se podrá impactar a las industrias y provocar un cambio.

Es por eso que invitó a todo el mundo a unirse al movimiento vegano que evita la crueldad animal.

La marcha se realiza una vez al año y anima a las personas que no son vegetarianas a que consideren serlo; además de fomentar el activismo a favor de una vida más saludable.

La protesta que comenzó frente a la alcaldía, recorrió poco más de una milla en las calles del centro de Los Ángeles hasta el teatro Globe y regresó a su punto de origen en el Grand Park.

Entre quienes llevaron hoy su mensaje a la marcha figuraron Ingrid Newkirk, presidente de Gente para el Tratamiento Ético de los Animales (PETA); Roger Wolfson, comisionado de Servicios para Animales de Los Ángeles; Ellen Cochée, de La Liga Humana; y la artista local Amy Raasch, entre otros.

Tras la marcha en la ciudad californiana se realizó un festival con comida vegetariana, adopción de mascotas, arte alusivo y música.

Esta nota fue escrita con información de EFE.