¿Cuáles son los principales síntomas que alertan cansancio mientras conduces?

Muchos de los accidentes automovilísticos ocurren por imprudencia al conducir
¿Cuáles son los principales síntomas que alertan cansancio mientras conduces?
Foto: shutterstock

La fatiga tras el volante es el causante de al menos el 30% de los accidentes automovilísticos. Por eso es importante detectar a tiempo los síntomas del cansancio para evitar los accidentes.

Síntomas del cansancio al volante

Reducción de los reflejos

Si tienes mucho tiempo conduciendo tu auto, es posible que tus reflejos se reduzcan considerablemente, y pierdas por momentos la atención en la carretera. Esto no te permitirá reaccionar de manera adecuada, por lo que es probable a que sufras un accidente.

Pierdes la atención de tu entorno

Es importante estar atento al entorno, saber qué vehículos van detrás y cuáles adelante. Además, es fundamental mantenerte en tu carril. Pero cuando vas perdiendo reflejos, tu atención va disminuyendo, y por lo tanto, estás más expuesto a situaciones que tus ojos no lograron captar.

Distorsión de la percepción

Este síntoma se produce cuando llevas mucho rato conduciendo, y sobre todo, cuando has descansado poco. La distorsión hace que midas mal la distancia del vehículo al que sigues, calculas mal las velocidades, y esto podría ocasionar una colisión segura.

sueño al conducir
Foto: Shutterstock

Fatiga

Este es el principal causante, y el que provoca los síntomas ya mencionados. Pero la fatiga, o cansancio físico, también ocasiona pesadez en las extremidades, resequedad en los ojos, rigidez en los músculos, bostezos, y probablemente sueño.

Sueño

Es el peor de los síntomas. Si tienes sueño, es 100 % seguro de que sufras un accidente debido a que todos tus sentidos están embotados, y no tendrás capacidad de reacción ante lo que sucede en tu entorno.

Si estás cansado, te pesan las piernas, tienes sueño o sientes que la visión te está fallando, lo mejor es que pares y tomes un descanso. Hacerte a un lado del camino y descansar por unos 10 minutos te ayudará a recuperar energía.

Es mejor que veles por tu seguridad que seguir a toda velocidad. Así te proteges a ti y a los que viajen contigo.

Si el viaje es largo y  tienes un copiloto, pueden turnarse la conducción, así ambos descansan y el viaje es más seguro.